calefaccion central logo

 

 

Comprar acumuladores de calor

En la actualidad, el número de personas que se vuelcan a comprar acumuladores de calor está en un claro aumento, en relación a lo que sucedía años atrás. Un reciente estudio llevado adelante por una aclamada empresa fabricante de estos aparatos ha arrojado un impresionante resultado que refleja y reafirma lo que acabamos de mencionar: en el año 2010, en el primer semestre, la cantidad de gente que ha ido a los locales de venta a comprar acumuladores de calor ha sido un veinte por ciento mayor a lo que sucedió en el mismo período en el año 2009. Estos datos, evidentemente, son más que alentadores para los fabricantes ya que la cantidad de unidades vendidas no solo han crecido, como ya hemos destacado, sino que además, durante la segunda mitad del 2010 y durante todo el 2011 la expectativa es que ésta cifra se reitere. Las explicaciones que se le encuentran al por qué del aumento de la demanda son muchas y muy variadas, pero una de ellas parece particularmente acertada.

Como es sabido, hoy en día, muchos países del mundo están enfrentando fuertes crisis energéticas, sobre todo en lo referido a los combustibles de origen fósil, llámese gas en cualquier de sus variantes o bien petróleo. Esto lleva, evidentemente, a encarecer su adquisición y utilización.

comprar acumuladores de calorComo bien se sabe, los acumuladores son productos que compiten con los tradicionales calefactores a gas. Pero los primeros tienen las ventajas de ser eléctricos y, por ende, mucho más accesibles, ya que directamente no emplean ningún tipo de combustible fósil como lo que hemos destacado. Por esta razón, miles y miles de personas en todo el mundo cada vez más se deciden por comprar acumuladores de calor en cualquiera de sus variantes dado que implica un ahorro desde el punto de vista económico sumamente importante; ésta tal vez sea la causa más notoria que explica el crecimiento en la demanda de los ya mencionados acumuladores.

 
 

Otra explicación que resulta plausible y que genera que el hecho de comprar acumuladores de calor haya aumentado o bien se haya extendido radica en la más que sencilla colocación de dichos aparatos. Porque mientras otros sistemas de calefacción requieren reformas en la edificación para su correcto funcionamiento, los acumuladores, en contraposición, solo demandan trabajos menores relacionados con la electricidad, no con la estructura en sí de la vivienda. Estas cuestiones que acabamos de mencionar son las principales causas que explican por qué tanta gente se vuelca a comprar acumuladores de calor, pero esto no implica bajo ningún punto de vista que no existan otras variables que no hemos mencionado pero que inciden en esta cuestión.

¿Dónde comprar acumuladores de calor?

Comprar acumuladores de calor es una tarea sencilla. Básicamente y en pocas palabras estamos en condiciones de afirmar que los acumuladores son artefactos que se pueden adquirir en locales de venta de artículos para el hogar. Es decir, en los mismos locales comerciales en donde se venden otros artefactos como es el caso de los televisores, equipos de música, heladeras y los tradicionales calefactores. En algunos países del mundo para comprar acumuladores de calor hay que trasladarse a otros locales comerciales que se dedican únicamente a vender productos para la calefacción o para la refrigeración del hogar, la oficina, la fábrica, el depósito, etc.

conseguir acumuladores de incandescenciaEn esos lugares, el cliente que va a comprar se encontrará con una mayor variedad de artículos en comparación a los que se pueden hallar en locales de venta de artículos para el hogar, aspecto que es de gran ayuda para todos los clientes. En dichos lugares, a su vez, la persona que va a comprar acumuladores de calor se encontrará también con personal mucho más capacitado en este tipo de artefactos ya que son los únicos que venden, lo que permitirá un mejor asesoramiento en la elección de tal o cual modelo de acumulador.

Más allá de esto, siempre es bueno, antes de comprar acumuladores de calor, tener bien en claro qué es lo que se quiere adquirir exactamente, cuestión que no es del todo fácil de saber dado que muchas veces no se posee el conocimiento adecuado en la materia, razón por la cual se condiciona evidentemente el proceso mismo de adquisición.

Para evitar inconvenientes relacionados con malas compras o errores en la adquisición de un determinado acumulador, se aconseja pedir siempre ayuda previamente a un arquitecto o bien a algún profesional. Ellos deberán, también previamente, deberán visitar la edificación en donde se irán a colocar los acumuladores, dado que no es lo mismo el modelo que se irá a necesitar para una pequeña edificación de unos pocos metros cuadrados, a los que se requerirán para una edificación de mayor tiempo. Los fabricantes se preocupan de que haya un modelo para cada una de las necesidades de los clientes. Es decir, hay acumuladores de mayor tamaño y de mayor rendimiento, pero también hay pequeños acumuladores para los clientes que, al comprar acumuladores de calor, son menos exigentes.