calefaccion central logo

 

 

Calefaccion por induccion

La denominada calefacción por inducción es un método físico que se emplea en la actualidad para transmitir calor desde una superficie hacia la otra, permitiendo elevar la temperatura a niveles para nada desdeñables. La ya mencionada calefacción por inducción se apoya esencialmente el principio de trasmisión del calor radiante, o radiación térmica, entre dos superficies que pueden o no estar compuestas por un material similar. La radiación térmica se genera en el momento cuando un determinado material o compuesto transmite la radiación infrarroja, cuestión que genera que el segundo material eleve su temperatura interna pero sin que esto implique el aire intermedio se caliente. Si se buscan ejemplos de una fuerza generadora de calor radiante solo se tiene que elevar la cabeza y mirar al sol, ya que esta estrella calienta el planeta tierra solamente utilizando dicha radiación térmica.

calefaccion por induccionComo el sol no tiene una intensidad igual en todos los lugares de nuestro querido planeta y también porque a la noche su presencia directa desaparece, un sistema de calefacción por inducción no puede funcionar de ese modo, al menos de forma eficiente durante la mayor parte de la jornada. Por esta razón los fabricantes de sistemas de calefacción por inducción se han visto obligados a idear nuevas estrategias y nuevos productos con la finalidad de que sean más eficientes sin que esto implique bajo ningún punto de vista alejarse de la calefacción por inducción.

Una de las formas que se encontraron para poder solucionar el inconveniente que se acaba de mencionar es la utilización de la energía eléctrica tradicional en reemplazo de la energía que proviene del sol. Esta forma de generar radiación calórica o calor radiante representa sin lugar a dudas un calor avance en relación a lo que sucedía mucho años antes, dado que la electricidad es un recurso que se puede encontrar en la gran mayoría de los países y una determinada edificación tiene un aprovisionamiento eléctrico igual o al menos similar durante todo el día. De este modo queda solucionado el problema del abastecimiento constante de radiación calórica y por ende, se puede lograr una calefacción por inducción con un rendimiento óptimo y adecuado a los tiempos que corren. ¿Cómo funciona la calefacción por inducción a través del uso de la energía eléctrica? En primer lugar para responder a este interrogante debemos aclarar que en el mercado actual de venta de sistema de calefacción existen una gran variedad de dispositivos que funcionan por inducción y el que se va a describir a continuación es solo una de las formas que se tiene para poder calefaccionar una determinada construcción un ambiente de la misma. Por ello es que la calefacción por inducción es un método de climatización con un rendimiento sorprendente.

 
 

Ventajas de la calefacción por inducción

Como se ha mencionado más arriba, la calefacción por inducción que emplea electricidad se basa en la trasmisión de la electricidad en un determinado material, en la mayor parte de los casos un metal dado el excelente coeficiente de transmisión eléctrica, donde las llamadas corrientes de Foucault se generan dentro del metal y generaran calor. climatizacion por induccionPara lograr la calefacción por inducción será necesario en la gran mayoría de los casos contar con un electroimán y con un dispositivo de corriente alterna. Vale destacar que la frecuencia de la corriente alterna necesaria para que todo funcione como es debido va a depender estrechamente del tamaño del objeto, en este caso el metal, que tipo de compuesto se trata y la profundidad de la penetración. Existe otra forma de lograr producir calor a través de un método llamado histéresis que es tan eficiente como el que se acaba de mencionar.

Una vez que el metal se caliente a través de este proceso, el aire que lo circunda también se eleva, generando de este modo una fuerte masa de aire caliente que posteriormente se traslada por el espacio deseado de la edificación favoreciendo a la calefacción. En cuanto al tamaño del dispositivo que alberga a todas las piezas mencionadas, podemos afirmar sin riesgo alguno de equivocarnos que depende del uso que se le va a dar a la calefacción por inducción. En otras palabras, los fabricantes de aparatos de calefacción por inducción diseñan y construyen sus productos en tres tipos diferentes dependiendo del uso que se les va a dar, a saber.

Un modelo de pequeño tamaño pensado para calentar ambientes de una construcción cuyo espacio sea relativamente pequeño; un modelo mediano para habitantes más amplio y los denominados modelos industriales destinados especialmente para grandes espacios que demanden de una gran potencia. A pesar de que la calefacción por inducción y en particular la eléctrica, posee un excelente rendimiento, hay un punto que siempre actúa como elemento negativo y que a la larga o a la corta genera que muchos clientes se vuelquen por otras alternativas. Este punto negativo de la calefacción por inducción eléctrica es el consumo de ese recurso que suele ser muy elevado sobre todo en lugares en donde se necesita tener prendida la calefacción durante todo el día y al máximo de rendimiento. Podemos decir entonces que, la calefacción por inducción además de ser muy eficiente para la climatización, tiene diferentes tipos de modelos para elegir.