calefaccion central logo

 

 

Calefaccion industrial por infrarrojos

La denominada calefacción industrial por infrarrojos es uno de los sistemas más modernos que se utilizan en miles de fábricas en la actualidad, con la finalidad de calefaccionarla en su totalidad o una determinada parte de la misma. La utilización masiva de la calefacción industrial por infrarrojos no es muy antigua, sino que no data de más de 20 años atrás, época en la cual se pudieron fabricar dispositivos muy interesantes con rendimientos muy buenos en casi cualquier tipo de contexto. En la actualidad las ventas de la calefacción industrial por infrarrojos están experimentando un fuerte aumento en casi todos los países del mundo, ventas que por cierto, todavía siguen siendo muy inferiores a las que se dan con otros tipos de dispositivos de calefacción como estufas a gas, calefactores, radiadores, etc.

calefaccion industrial por infrarrojosUna de las explicaciones para el buen presente de la calefacción industrial por infrarrojos es el rendimiento del dispositivo. Las unidades de este tipo están especialmente pensadas para desempeñar la tarea para la que fueron creadas en fábricas que en general son lugares abiertos y muy amplios, que por ende, resultan bastante difíciles de calentar. Esta cuestión exige que el dueño de la edificación instale en ella un sistema para calefaccionar que estén a la altura de las circunstancias, lo que implica buena potencia y un rendimiento parejo sin olvidar por supuesto, los gastos económicos relacionados con la operatividad de la unidad.

Es importante remarcar que cuando se habla de calefacción industrial por infrarrojos no necesariamente implica que el producto va a ser destinado para ser instalado en una fábrica solamente, sino que por el contrario, pueden ser colocados en cualquier lugar amplio en donde se necesite de un sistema eficiente. Siempre es recomendable adquirir la ya mencionada calefacción infrarroja si lo que se quiere calentar es un espacio amplio, pero nunca se lo debe hacer para una edificación pequeña o de mediano tamaño, dado que al ser un tipo de calefacción industrial, las emanaciones de gases nocivos como es el caso del toxico monóxido de carbono pueden convertirse en un problema sumamente serio para todas las personas que realicen los quehaceres cotidianos en ese lugar. La palabra industrial recalquemos, se refiere al tamaño y al rendimiento de la calefacción industrial por infrarrojos, que es mayor en relación a otros dispositivos. Muchas marcas fabricantes ofrecen a sus clientes contar con unidades de calefacción infrarroja de tipo industrial, pero también ofrecen la oportunidad de adquirir modelos más pequeños que sean adecuados para espacios más reducidos. Por ello es que la calefacción industrial por infrarrojos es tan utilizada en fábricas o locales comerciales.

 
 

¿Qué es la calefacción industrial por infrarrojos?

La calefacción industrial por infrarrojos es un método que se basa en la utilización de gas natural o de algún tipo de gas similar en la gran mayoría de los casos. Su aspecto es muy similar al que tienen un calefactor de tipo tradicional, con la sola diferencia que cuentan con un mechero abierto, es decir, no está encerrado en una capsula hermética, y no tiene salida al exterior por lo que los gases generados por la combustión son expulsados en el interior de la edificación en cuestión y por esta razón es necesario un espacio amplio para que las emanaciones se disipen sin afectar la salud de los usuarios. El tamaño y el diseño puede variar según el fabricante o la marca de que se trate, pero se pueden encontrar modelos de diseño vertical y los más comunes horizontales de hasta 2 metros de largo y uno de ancho.

climatizacion fabril por infrarrojosTambién no perdamos de vista que muchas empresas fabricantes realizan diseñan y construyen modelos a pedido, lo que implica que el cliente le encarga un tipo de unidad de calefacción industrial por infrarrojos y el fabricante se encarga de construirlo según esos requerimientos. Como ya hemos mencionado, los dispositivos infrarrojos funcionan gracias a gas cualquiera este sea, que ingresa desde el exterior por medio de tubos de acero especialmente diseñados y construidos para desempeñar esta función con estándares de seguridad acorde a las exigencias internacionales y también nacionales.

Una vez que el tubo entra en contacto con la unidad que está en la mayoría de los casos sujetada a la pared, este se angosta gracias a la utilización de un conector que es el encargado de llevar el preciado combustible hacia la zona del quemador.

Una vez ahí el gas es incinerado por un chispero accionado por el usuario, generando las llamas que a su vez calientan una estructura metálica produciendo el calor necesario. Todas las unidades de calefacción industrial por infrarrojos que se fabrican en la actualidad cuentan con reguladores, a veces eléctricos a veces manuales, cuya finalidad es colaborar con la eficiencia del rendimiento. Los modelos más novedosos pueden tener instalados complejos sistemas electrónicos de regulación automática que ayudan al usuario a la hora de la programación de los diferentes modos, como por ejemplo, modo estacional, modo de rendimiento máximo, etc. Esto no solo permite elevar y mejorar la calidad de la calefacción, sino que además ayuda a mejorar el consumo. Podemos decir entonces que, la calefacción industrial por infrarrojos es ideal para calefaccionar grandes espacios.