calefaccion central logo

 

 

Zocalos radiantes

La calefacción a través de zócalos radiantes, tiene como objetivo primordial el bienestar de las personas, estableciendo espacios instalados técnicamente equilibrados. El principio de la calefacción por mediante zócalos radiantes no se fundamenta en el calentamiento y en la circulación del aire como en los otros sistemas de calefacción tradicional, sino que este se basa en la radiación de calor directamente en el local a partir de contar con paredes templadas con temperatura regulada. De este modo, que explicamos anteriormente, se origina una radiación de calor agradable y saludable. Este sistema de calefacción hace que las personas, que tengan la posibilidad de contar con ella, tengan una sensación similar al calor que les puede proveer el sol.

zocalos radiantesEstos zócalos radiantes consisten en un elemento calefactor de una gran similitud con un zócalo tradicional que nosotros poseemos dentro de nuestro hogar. Esta dicha apariencia nos proporciona una gran integración arquitectónica, ya que podemos sustituir el tradicional zócalo por el de los zócalos radiantes y redistribuirnos con el propio calor que cumple con la tarea de este elemento calefactor. Este sistema de calefacción mediante los zócalos cuenta con una cantidad de ventajas que mencionaremos a continuacion.

Son compatibles con todas las fuentes de calor que conocemos, como con el gas natural, el gasoil, la fuente eléctrica, solar, o con biomasa; estos zócalos sostienen un optimo alto rendimiento a todas las temperaturas que los podamos llegar a dar; tiene un considerable ahorro energético debido al efecto de “barrera térmica” y al no crear acumulación de calor en nuestro propio techo; es fundamentalmente eficaz a bajas temperaturas, lo que la convierte en el sistema ideal para aprovechar la energía solar térmica, biomasa, bomba de calor; estos zócalos radiantes son de fácil instalación y colocación en una obra en construcción o en una obra en reconstrucción; afectan de una forma muy baja a una obra; presentan una optima integración visual; permite la colocación de cualquier tipo de mueble; remiten una máxima sensación de confort; dan un calor radiante y uniforme; no envían circulación de partículas; estos zócalos radiantes evitan la humedad en las paredes, atempera los suelos y elimina también la condensación de cristales; son aptos para todo tipo de viviendas y espacios; presentan todo tipo de homologaciones y certificaciones.

 
 

Como ventaja muy importante se puede ver que, los zócalos radiantes eliminan la posibilidad de que aparezcan manchas o muestras de humedad en nuestras paredes, y la molesta condensación de agua en las ventanas. Esto lleva a que sea una disposición constructiva muy interesante para lugares públicos. La radiación es el principio de difusión del calor, y vemos otra ventaja que no hay movimientos de micro partículas de polvo o de bacterias que evitan la picazón de garganta y reduce los efectos que provocan alegrías y que también en algunos casos producen problemas asmáticos. Al momento de instalar estos zócalos radiantes se pueden sustituir los zócalos tradicionales, o también se pueden solaparlos a los zócalos que ya estaban instalados en nuestras paredes.

rodapies radiantesEl veinte por ciento de su potencia, el zócalo radiante empleara para un funcionamiento que es similar al funcionamiento de los recipientes isométricos que se utilizan para evitar el intercambio con el foco de temperaturas frías. Y por otra parte utilizara el otro ochenta por ciento para transmitir el calor por radiación a través de la propia pared. Además toda la pared no emitirá calor con la misma potencia. Si miramos la pared desde abajo hacia arriba veremos que cuanto más cerca nos encontremos del techo, también disminuirá la potencia de radiación. En la parte inferior de la pared hay más potencia de radiación y ahí es donde más se necesita ya que en la parte inferior es donde está el aire más frio. Al tener instalado un sistema de zócalos radiantes, al ir subiendo por la altura de la pared, disminuye la potencia de emisión de calor por radiación pero también tenemos que tener en cuenta que aumenta la temperatura del aire por lo que ambos gradientes de temperaturas se complementan, y al ser inversos hacen que la persona que se encuentre dentro del ambiente sienta una sensación de temperatura uniforme. Esta sensación se ve diferenciada a otros sistemas de calefacción donde en los cuales se siente calor en la parte superior y frio en los pies.

Otra ventaja que presentan los zócalos radiantes, es que podemos colocar cualquier tipo de objeto delante del zócalo sin reducir la eficiencia de este sistema. Esto se da porque al ser la transferencia de calor por radiación y emitir toda la pared, no influye la presencia de algún objeto en especial. Esta ventaja hace que lo podamos instalar en lugares donde haya muebles, cortinas, sofás por mencionar algún ejemplo, por lo que este sistema no limita en ningún caso las posibilidades decorativas del lugar a calefactar ya que da igual lo que se encuentre por delante. Una última característica para remarcar a la hora de hablar de zócalos radiantes, es que este sistema llega a su mayor rendimiento en unos treinta minutos. Finalizando podemos decir que es un sistema que cada uno lo instala según sus necesidades, es decir, podemos ir calentando habitaciones de a poco por lo que no es necesario realizar una instalación completa desde un principio, esta versatilidad hace que sea una forma fácil de introducir este producto en el hogar familiar, y una vez que las necesidades crecen, el sistema de zócalos radiantes puede ampliarse.