calefaccion central logo

 

 

Suelo radiante electrico

El suelo radiante eléctrico es uno de los sistemas de calefacción más efectivos, rentables y confortables que hay actualmente en el mercado. Se puede aplicar prácticamente en cualquier tipo de ambiente, ya sean oficinas, casas familiares, escuelas, etc. El sistema de suelo radiante eléctrico es un sistema de calefacción a baja temperatura en la que el elemento calefactor va instalado por dentro del suelo, de tal modo, que es este cerramiento el que irradia el calor. Este suelo radiante cuenta con los elementos que vamos a mencionar: cuenta con un elemento calefactor (cable calefactor); con una capa de recubrimiento (capa de comprensión); un aislamiento térmico; y con dispositivos de regulación y control. Para lograr un mayor rendimiento, conviene que el entramado de los cables calefactores, del suelo radiante eléctrico, que vamos a instalar, cubra la mayor parte de la superficie disponible, dejando libre una banda perímetro de treinta o cuarenta centímetros necesarios para la ubicación del mobiliario.

suelo radiante electricoEl tipo de material con el que se encuentre realizado el piso, no debería ser una barrera para poder aplicar este suelo radiante eléctrico, siendo apropiados los tipos de cerámica, mármol y materiales similares. La madera también es utilizable (preferencialmente el parquet) si se desea emplear tarima es necesario cerciorarse de su grado de humedad, este es inferior al doce por ciento y rellenar con mortero los huecos entre rastreles para evitar el efecto aislante de la capa de aire. El suelo radiante eléctrico trabaja de la forma en que el cable calefactor manda calor a través del suelo, calentando a las personas y el aire que hay en la habitación.

El calor se mantiene debajo de donde se encuentra la gente y no se concentra en las alturas del techo, o perdiéndose cada vez que alguien abra una puerta o una ventana. El suelo radiante eléctrico es confortable hasta es los típicos lugares que siempre se encuentran en temperaturas frías y no llegan a calentarse con los métodos tradicionales, este sistema sirve porque al estar instalado debajo del suelo de todo el espacio dentro de nuestra casa, el calor y la transmisión de este es homogéneo. Este sistema de calefacción por mediante el suelo radiante eléctrico, va dirigido hacia las personas que quieran disfrutar del mejor sistema de calefacción integrado. Su fácil instalación y mínimo servicio de mantenimiento, hacen que el sistema de calefacción por suelo radiante sea el más limpio, saludable, y económico del mercado dedicado a la calefacción en hogares de familia. Nuestro sistema de calefacción, desde un inicio, va mencionado principalmente en las viviendas que se encuentren en una obra en construcción en sus comienzos.

 
 

De igual forma, si nos encontramos habitando una vivienda que ya esté terminada, se puede rehabilitar el espacio y poder instalar este servicio de calefacción por medio del suelo radiante eléctrico. Este tipo de sistema de calefacción utiliza la energía directa para calentar un cable de acero inoxidable y de esta manera se consigue calentar una habitación o una vivienda en toda su totalidad. Es común usar el cable calefactor en las instalaciones de suelo radiante eléctrico y en las paredes de las habitaciones.

Ventajas del suelo radiante eléctrico

losa radiante dielectricaEste sistema de calefacción por suelo radiante eléctrico cuenta con sus ventajas, como por ejemplo en su consumo, que permite un ahorro de consumo que va entre el diez y el treinta por ciento en comparación con los radiadores tradicionales. La división de la instalación de tubos bajo el suelo permite aislar las habitaciones que no se usan y por lo tanto, reducir las facturas. Normalmente se coloca un termostato que regula la temperatura, igual que con los radiadores verticales. Las ventajas por el lado de la seguridad, se ve que en los hogares con niños pequeños evita que se dañen con las esquinas de los radiadores verticales y que se puedan llegar a quemar al tocar o al caerse por encima de algún radiador. Además de esto, los circuitos del suelo radiante eléctrico comienzan y finalizan en los conectores colocados por encima del suelo. No hay empalmes y la calidad del tubo de polietileno garantiza la ausencia de averías.

El suelo radiante eléctrico, crea un calor homogéneo en toda la casa, lo que crea una agradable sensación de confort. No se reseca el ambiente, y al cumplir con esta capacidad se ve recomendable para instalar en hospitales, guarderías, geriátricos por ejemplo.

Con este sistema de calefacción mediante el suelo radiante eléctrico, la temperatura que conseguiremos será de veintidós grados centígrados, lo que permite que se mantenga la cabeza fría y los pies calientes evitando posibles ahogamientos y dolores de cabeza.

Teniendo en cuenta que este calor es más sano. Si bien esta calefacción ocupara todos los espacios de la casa, no ocupara lugar ya que va instalado por debajo del suelo, esto hace que no tengamos inconvenientes a la hora de decorar nuestra casa. Estos suelos radiantes eléctricos, tienen desventajas, como puede ser la gran obra que se necesita para instalar todo el sistema por debajo del piso aunque este método es más sencillo instalar que el de radiadores por agua. Es un sistema más caro que el de radiadores verticales. El precio se supone en función de la marca que elegiremos y el tamaño que tengamos que cubrir. La calefacción limita el tipo de material con el que queramos hacer el suelo, se recomienda no poner ninguno tipo de madera ni de corcho para poder instalar de una forma segura el suelo radiante eléctrico.