calefaccion central logo

 

 

Sistemas combinados de calefaccion de gasoil y leña

En este párrafo hablaremos de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña, su instalación y características. En la actualidad y a pesar de los avances en la tecnología, en el mercadeo siguen apareciendo diferentes sistemas de calefacción que emplean tecnologías que se remontan a hace muchos años atrás. Una de esas viejas formas que hasta el día de hoy siguen teniendo vigencia comercial son los llamados sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña que siguen siendo muy utilizados sobre todo en países en donde la provisión de gas natural o electricidad no es muy regular o constante. Al emplear dos tipos de combustibles diferentes para generar el tan ansiado calor que eleve la temperatura de la edificación, el cliente posee un margen mucho más amplio y mayor tranquilidad dado que si por alguna razón la provisión de gasoil se corta, la madera o leña le permitirá seguir generando el calor buscado.

sistemas combinados de calefaccion de gasoil y leņaLos sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña continúan vigentes justamente por la razón que se acaba de mencionar, o sea, que al emplear dos fuentes de energía y calor el usuario siempre tiene la opción de emplear una para cierta parte del día y otra para la otra parte en donde se requiere una llama más poderosa dado que hace mas frio, o también vale agregar, el cliente está en condiciones de usar el gasoil para el uso cotidiano, dejando a los leños de reserva pero listos para ser usados en cuanto se desea.

Esto que se acaba de decir no implica bajo ningún punto de vista que el usuario de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña no se encuentran en condiciones de utilizar ambos combustibles al mismo tiempo, sino que por el contrario si él lo desea, puede mantener su vivienda calefaccionada con leña y gasoil al mismo tiempo. Debemos destacar sin embargo que esta estrategia no resulta recomendable por una razón central, el gasto económico que hay que hacer para mantener la calefacción funcionando será más que importante ya que se consumirá mucho gasoil y mucha leña que más adelante van a tener que ser repuestas; de cualquier forma la proporción de los combustibles a utilizar queda a criterio exclusivo del usuario.

 
 

Remarquemos que la táctica de quemar gasoil y la madera al mismo tiempo se suele llevar a cabo en regiones muy frías del planeta en donde las temperaturas son muy bajas y el gasoil o la leña sola no basta. Los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña tienen un punto a favor en relación a otras formas de calefacción como estufas o calefacciones por radiación, que es que no es necesario para su instalación realizar grandes reformas en una edificación.

sistemas mezclados de climatizcion de gasoleo y maderaComo es sabido muchos de los sistemas que se acaban de mencionar necesitan de tuberías de diversos diámetros, caños trasportadores de gas, etc., que deben ser instalados en la vivienda a fin de permitir su funcionamiento, pero en el caso de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña los elementos integrantes son solo en algunos casos tubos trasportadores del calor generado que son simplemente adheridos a la pared o al techo sin necesidad de romper ninguna de esas partes de la vivienda para colocarlos; el cuerpo central de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña no necesitan tampoco de una gran reforma para ser instalados en el lugar que se desea, sino todo lo contrario. En cuanto a los aspectos negativos debemos mencionar el tamaño que poseen los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña en comparación con las pequeñas estufas que se pueden hallar en el mercado hoy en día. Al emplear dos combustibles en estaos diferentes, es decir, la madera en estado sólido y el gasoil en líquido, se necesitan de dos compartimentos totalmente diferentes pero cerca uno de otro para hacer viable desde el punto de vista del espacio. A su vez el recinto en donde se quema la madera debe ser de importante tamaño a fin de albergar los pedazos de leña que a menudo son de un tamaño nada desdeñable.

Por otro lado el gasoil se quema por medio de un quemador especialmente diseñado para este combustible que emplea partes de metal de alta resistencia que actúan como chisperos y a su vez una parte en donde el combustible se almacena y se ha quemado de a poco. Por lo tanto estas dos partes combinadas pueden hacer que el tamaño total de la unidad de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña sea considerable, lo que no implica de ningún modo que no sea recomendable su uso. Otro punto que se puede tildar de negativo es el que se refiere a las emanaciones de gases potencialmente nocivos que tienen los sistemas de calefacción que queman cualquier tipo de combustible, ya sea madera, gasoil o gas natural. Como es sabido en todos los procesos de combustión se generan gases que deben ser evacuados del lugar con el objetivo de que el cliente no sufra de intoxicación por monóxido de carbono. Por ello es que la instalación de los sistemas combinados de calefacción de gasoil y leña no es complicada.