calefaccion central logo

 

 

Esquema de calefaccion

El esquema de calefacción juega un rol fundamental en las épocas en que la temperatura puede llegar a bajar drásticamente. Para combatir el frío existen una gran cantidad de sistemas y aparatos diversos que mas allá de sus diferencias y similitudes, tienen todos la misma función, obtener un clima agradable, calido y confortable dentro de las habitaciones de la vivienda. Cada sistema puede tener sus ventajas y desventajas, pero en muchos casos el esquema de calefacción es el que en definitiva marca la diferencia, ya que es gracias a esta planificación previa que los sistemas para climatizar los ambientes logran optimizar el consumo y la funcionalidad. La importancia de estos esquemas de calefacción se hace notoria al momento de lograr adaptar los diferentes tipos de calefacción a cada uno de los diversos estilos de construcción de las viviendas, departamentos o cabañas y la distribución de las habitaciones dentro de los mismos.

esquema de calefaccionPara diferenciar a los distintos tipos de sistemas de producción de calor, mencionamos dos factores de importancia, en primer lugar se encuentra el tipo de consumo energético que precisan para su funcionamiento, el cual puede ser combustible (gas, derivados del petróleo), energía solar, energía eléctrica, energía geotérmica, entre otros. El segundo factor que mencionaremos es el tipo de instalación que se debe llevar a cabo para el funcionamiento de dichos sistemas, el esquema de calefacción que se utiliza para una instalación de gas, no necesariamente es el mismo que el un sistema que utiliza una bomba de calor y mucho menos el que utiliza una instalación de calefacción por suelo radiante.

 
 

Esta claro que cuando utilizamos el termino esquema de calefacción solamente nos referimos a sistemas de calefacción centralizada, pues también existen métodos mucho mas simples y puntuales de calefacción, que no necesitan ningún tipo de montaje mas que el de una simple instalación eléctrica a la que se conectaran para obtener energía, estamos hablando de radiadores eléctricos, caloventores y estufas eléctricas, que con solo enchufarlas comienzan a producir calor, pero la capacidad es mucho menor, de modo que solo podrán calentar el ambiente en donde se encuentran. En las instalaciones de sistemas de calefacción que utilizan diversos combustibles como algunos tipos de gas, kerosén o derivados, es preciso realizar un esquema de calefacción de gran presición. Además se debe trabajar con cuidado y tomar la precaución de revisar todas las conexiones dos o tres veces para estar seguros de que, promoverán la efectividad del sistema y estarán correctamente colocadas para no causar problemas, tanto en la estructura de la vivienda como en el funcionamiento del sistema.

¿Qué función cumple el esquema de calefacción?

esquema de climatizacionAl momento de realizar un esquema de calefacción cualquiera sea el tipo de sistema, a gas, a leña, o eléctrico, se debe tomar en cuenta dos objetivos principales, la seguridad y la efectividad. La seguridad, obviamente se instituye como un factor común a todo tipo de instalación de calefacción ya que en muchos casos intervienen elementos volátiles y combustibles, además de aparatos que alcanzan grandes temperaturas. La efectividad entonces, es el objetivo que persiguen los esquemas de calefacción, la idea principal es hacer un buen análisis en cuanto a la distribución de toda la red de tuberías y artefactos (radiadores o estufas) que se encuentren por toda la vivienda. Si se analizan estas cuestiones con exactitud y se realiza una distribución optima, cualquiera sea el sistema de calefacción, sin dudas podrá resultar mucho mas efectivo, se busca siempre alcanzar el cien por ciento de las posibilidades ya que, la efectividad en los sistemas de calefacción determinan la viabilidad económica de los mismos, es decir, la energía y el calor producidos son exactamente proporcionales al gasto energético y el consumo.

Si instalar un proyecto de calefacción fuera tan fácil como colocar una caldera y repartir caños de agua caliente para cada rincón de la casa, hacer un par de huecos en las paredes y ajustar algunos tornillos, todos tendríamos un sistema personalizado de calefacción en nuestras casas, sin siquiera gastar un centavo en mano de obra, pero por supuesto, la realidad muestra algo muy distinto. El esquema de calefacción debe seguir una serie de normas, no solo porque es mejor para el sistema, sino porque también hay determinaciones legales respecto de la seguridad y los materiales que se deben utilizar.

De todas maneras, no debemos olvidar que esas normas no se impusieron arbitrariamente sino que se desarrollaron para permitir que las instalaciones puedan funcionar lo mejor posible y puedan adaptarse de la mejor manera a cualquier estructura y distribución de las construcciones, pero sobre todo, estas disposiciones legales buscan establecer los parámetros necesarios para evitar cualquier potencial trastorno que altere la seguridad de las personas que habitan las viviendas en cuestión y sus vecinos. Sabemos que estas disposiciones legales también se van transformando en función de buscar nuevas y mejores formas para que los métodos que se utilicen en las instalaciones de calefacción sean cada día mas efectivas y no solo hablamos del rendimiento y la parte económica, sino que también se busca mejorar el confort y la comodidad de las viviendas. Es por ello que el esquema de calefacción es tan importante tanto en su colocación, como en su reparación.