calefaccion central logo

 

 

Calefaccion por radiadores de fundicion

La calefacción por radiadores de fundición consiste en una red de tuberías de metal o PVC, la cuales, conectadas a una caldera central, generalmente ubicada en el sótano o subsuelo de los edificios y viviendas y en la que se produce la combustión de ciertos gases, transportan agua o vapor previamente calentado en la caldera central, hacia los radiadores instalados en el resto del edificio. Las calderas que se utilizan en los sistemas de calefacción por radiadores de fundición se colocan generalmente en los pisos inferiores de las construcciones ya que el calor por convección tiende a subir por los tubos hasta alcanzar los radiadores. Estos emiten el calor que llega a ellos por las tuberías. Los radiadores de fundición o de hierro fundido son los que se utilizan generalmente en los sistemas de calefacción por caldera o de calefacción central.

calefaccion por radiadores de fundicionEstos radiadores aseguran un ahorro energético mayor al proporcionado por radiadores de otro tipo de materiales, son más económicos, encontrándolos en el mercado a un valor de entre 20 y 100 pesos, variando éstos según la capacidad, el volumen y el diseño de los radiadores. Los valores en Europa varían van desde los 50 hasta los 100 euros. La calefacción por radiadores de fundición tiene la característica de ser altamente eficiente y rendidora, y de proporcionar un óptimo resultado, ya sea que se trate de un sistema de vapor o agua.

Es una calefacción económica, no contaminante y no es perjudicial para la salud. Los resultados de la calefacción por radiadores de fundición también varían dependiendo del tipo de caldera que utilice para funcionar, siendo las más rentables y eficaces las de condensación o baja temperatura. Con estas calderas se puede obtener un ahorro energético de hasta más del 40 por ciento en comparación con los sistemas tradicionales de calefacción. Los radiadores de hierro fundido que componen esta red de calefacción por radiadores de fundición pueden encontrarse en diversos diseños, tamaños y de diferentes dimensiones. Además de ser fáciles de instalar, no requieren un mantenimiento arduo y son autorregulados por un termostato y reguladores térmicos.

 
 

Existen radiadores de fundición con un diseño altamente elegante y que favorecen de manera considerable a la estética del lugar donde se los coloque. Otros tienen diseños más ergonómicos, ya sea por su búsqueda de estética, como de funcionalidad y por la ubicación que se les destine, todo lo cual ayuda a mantener espacios mejor aprovechados y cómodos. Se puede encontrar una variedad de marcas de radiadores de fundición para calefacción, contando muchas de ellas con variedad de precios accesibles y modelos diferentes. La calefacción por radiadores de fundición funciona mediante el calentamiento del agua o del vapor en la caldera central. Desde ésta se transportan los gases o el agua caliente mediante las tuberías de metal. Es importante que la red de tuberías utilice un metal compatible con el hierro fundido y con el material de la caldera para evitar el efecto corrosivo o la producción de un par galvánico entre los metales, que si bien no están en contacto puede transmitirse por medio del agua. Además la red de calefacción por radiadores de fundición no requiere de un mantenimiento constante, simplemente es necesario realizar controles esporádicamente, por lo general una vez por año, para de esa forma revisar que no haya pérdidas, abolladuras en las tuberías, que las calderas funcionen regularmente y que los radiadores y toda la red cumplan con las normativas vigentes de calefacción.

climatizacion por radiadores de metalEsta revisión puede hacerla cualquier gasista o técnico especializado y no requiere de un trabajo demasiado complejo. La instalación de la red de calefacción por radiadores de fundición es generalmente realizada en los momentos de construcción o remodelación de los edificios, y dependiendo del número de radiadores y tubos que compongan la red será más o menos sencilla y rápida. Los gastos para realizar la instalación y colocación de una red de calefacción por radiadores de fundición varían según los materiales que se utilicen.

Por ejemplo, existen tubos de polietileno que miden de 4 a 5 metros de longitud a un costo de alrededor de 50 pesos cada uno. Las calderas de pie y de condensación pueden encontrarse entre los 4 mil y 10 mil pesos, según tamaño, capacidad, marca y potencia.

Los radiadores como ya se ha mencionado pueden llegar a costar entre 20 y 150 pesos. La necesidad específica de cantidad de estos materiales debe ser previamente calculado a la instalación, según necesidades térmicas, ubicación del edificio o vivienda, metros cuadrados con los que cuente, entre otras cosas. Las grandes ventajas de la calefacción por radiadores de fundición son, en primer lugar la alta resistencia a la corrosión de estos radiadores, el ahorro de energía que ofrecen las variedades de calderas y los radiadores que al ser constituidos por hierro fundido transmiten el calor uniforme y constantemente, y se mantienen calientes por mucho más tiempo, sin la necesidad de emplear altas temperaturas para ello. Los radiadores de fundición no son contaminantes, ya que no emiten gases y por lo tanto, son favorables a la salud y al medio ambiente. Por ello es que la calefacción por radiadores de fundición es tan segura y confiable.