calefaccion central logo

 

 

Calefaccion por biomasa

Cuando hablamos de calefacción por biomasa, nos estamos refiriendo a uno de los métodos de calefacción más a favor de la ecología, siguiendo después de la energía solar. Esta calefacción funciona a través de una caldera que se alimenta mediante biomasa. La calefacción por biomasa tiene diversas ventajas que la llevan a ser una de las opciones más atrayente del mercado en vista de calefacción. Lo que llamamos por “biomasa”, es el combustible formado por restos vegetales, ya sean procesados o no. Como para dar el ejemplo de algunos materiales que sirven serian, los pellets de madera, estos son piezas cilíndricas hechas con serrín prensado de un tamaño reducido; la leña; los carozos de aceitunas; las cascaras de almendra; algunos trozos de madera. La calefacción por biomasa es respetable y de alto impacto en la actualidad, y presenta distintas ventajas que mencionaremos: este tipo de calderas, por mediante biomasa, son muy ecológicas.

calefaccion por biomasaEsto hace que mirándolo desde el punto de vista de nuestro medio ambiente, sea un sistema de calefacción elogiable y meritorio; el combustible que requiere esta calefacción por biomasa es mucho más económico que las que funcionan mediante gas natural o gasóleo, y también es de menos costo que las que surgen mediante la electricidad; ayuda al desarrollo de las cooperativas agrícolas locales, que encuentran en la venta de los restos vegetales de su propia producción un aporte económico además de sus ingresos básicos; de contar con nuestra propia leña, podríamos alimentar sin costo esta parte de elementos útiles para el calentamiento de esta caldera.

Al tener todas estas ventajas, también cuenta con algunas desventajas este producto, como por ejemplo el precio. El precio de la calefacción por biomasa es muy elevado ya que son de las calderas más caras del mercado, aunque sus precios han ido mejorando con el paso del tiempo; además en algunos lugares se es difícil conseguir el abastecimiento necesario de pellets; y sin lugar a dudas necesitaremos de un espacio para tener guardado nuestro propio combustible. Teniendo en cuenta estas características sobre la calefacción por biomasa, podemos decir que el costo de adquisición de un sistema manejado por biomasa supera por lo general el de un sistema de gasóleo o gas, en algunos lugar se estimulan mediante financiaciones económicas. Pero hay que tener en cuenta que, en cualquiera sea de los casos, esta inversión se amortiza en pocos años gracias al menor costo que hay en el combustible que utiliza esta calefacción por biomasa, y a la mayor vida útil de instalación. Cuanto mayor sea la demanda de energía, menor será el periodo de retorno del dinero invertido. Tanto estemos hablando de pellets, astillas, virutas, aserrín, corteza o cualquier otro combustible de biomasa, podrá ser utilizado para la producción de calor de modo ecológico y económico.

 
 

¿Cómo funciona la calefacción por biomasa?

La calefacción por biomasa tiene cien veces menos emisiones de CO2 que los combustibles fósiles (gasoil, gas natural por ejemplo). La biomasa hace crecer el mercado regional y hace disminuir la dependencia de combustibles fósiles importados. La biomasa es una fuente renovable de energía que prácticamente crece al lado de nuestra casa. Esta siempre disponible, no requiere de largos transportes y no causa desastres o catástrofes ecológicas. La calefacción por biomasa tiene un balance neutro en CO2, en su combustión se libera solo la cantidad de CO2 que se había tomado de la atmosfera por la fotosíntesis y el efecto de la luz, cambiándose por el oxigeno tan vital para nosotros.

climatizacion por biomasaPor eso se puede decir que la biomasa es energía solar pura almacenada. Existen distintos tipos de calderas y de sistemas de calefacción por biomasa. El tipo de sistema más común es el que lleva caldera de biomasa con equipo compacto, y que además puede incorporar un sistema para la producción de agua caliente sanitaria (ACS). Si en nuestra vivienda contamos con una caldera ya instalada que funcione con gasoil, podemos adaptarle un quemador que sea para pellets. A pesar de que sale sumamente más barato que comprar y que tener que realizar los pasos de instalación de una caldera nueva de calefacción por biomasa.

Esta solución también tiene sus contras: con la combustión se pierde el treinta por ciento de la potencia calorífica del combustible, y a demás no se puede automatizar la limpieza de la caldera, lo que hace que sus métodos de mantenimiento sean mucho mas incómodos y complicados de realizar.

En el caso de las calderas a gas, existe la opción de convertirlas también mediante la incorporación de los llamados quemadores en cascada. Si disponemos de una caldera de calefacción por biomasa, podemos complementarla eficazmente con chimeneas o estufas a leña. Funcionan con el mismo combustible y son muy atractivas y confortables, aportando el propio encanto que posee con sí mismo el fuego. En el momento de adquirir una de estas calderas manejadas por la calefacción por biomasa, hay que tener en cuenta lo siguiente: es muy importante que el fabricante avale el alto rendimiento de la caldera mediante mediciones certificadas; la caldera debe disponer de modulación continua de la potencia de salida; cuanto más automatizada este la caldera, mucho más sencillo será su mantenimiento; además es importante comprobar que ese modelo de caldera se está empleando con eficacia en instalaciones domesticas.