calefaccion central logo

 

 

Calefaccion en invernaderos

El diseño de un sistema de calefacción en invernaderos tiene que proporcionar varias cosas, sin dejarse estar solamente en mantener un calor eficaz y eficiente, este sistema debe proyectar un calor que se distribuya de una manera homogénea haciendo aumentar la temperatura en el gusto que deseamos tanto en forma vertical, como en forma horizontal por dentro de todo el invernadero. Teniendo cuenta las pérdidas de calor dentro del invernadero, a la hora de hablar de la calefacción en invernaderos, debemos tener en cuenta el espacio a cubrir para saber cuál va a ser la potencia a instalar. La mayor pérdida de calor dentro del invernadero se producen mediante los techos y las paredes, esto depende del material con que estén confeccionados dichos elementos, y de las perdidas por infiltración, para evitar dicha perdida excesiva de calor se debe controlar un mantenimiento en el invernadero, como el arreglo de roturas, uniones sin terminar, degradación del material.

calefaccion en invernaderosCuando hablamos de sistemas de calefacción en invernaderos durante periodos fríos, nos encontramos con que existen distintos tipos de sistemas para calentar y mantener la temperatura deseada dentro de este ambiente, como encontramos por ejemplo: el empleo adecuado de los materiales de cubierta; utilización de pantallas térmicas, donde estas pantallas permiten mantener entre 2 y 4 grados centígrados mas en el interior del invernadero, con el consiguiente ahorro de energía que trae este tipo de elementos.

Tambien impermeabilidad del invernadero, eludiendo las dichas pérdidas de calor; capas dobles de polipropileno, que estas capas se utilizan como pantallas térmicas para evitar condensaciones sobre cubierta, con el inconveniente de pérdida de luminosidad en el interior del invernadero; sistemas de calefacción en invernaderos por agua caliente o por aire caliente. Este calor transferido por la calefacción en invernaderos, puede ser aportado mediante distintos modelos, puede ser a través de conducción o de convección. Por conducción es cuando se localiza la distribución del calor a nivel del cultivo, y por convección es al calentar el aire del invernadero. Los sistemas de calefacción en invernaderos mediante aire o de convección se pueden clasificar de la siguiente manera: tuberías aéreas de agua caliente, generadores de agua caliente, generadores y distribución del aire en mangas de polietileno, y por aerotermos. Mientras que los sistemas de calefacción en invernaderos por conducción se llevan a cabo mediante tuberías de agua caliente. La diferencia entre estos dos (por convección y por conducción) se ve en la temperatura que le demos al agua y en donde se encuentran ubicados. Por ello es que la calefacción en invernaderos es tan funcional y segura.

 
 

Colocación de la calefacción en invernaderos

Por ejemplo se pueden ubicar en suelo a nivel del cultivo, en tuberías enterradas y en banquetas. La calefacción en invernaderos mediante agua caliente es el sistema de calefacción más tradicional, y surge de una circulación de agua caliente o vapor originado por una caldera o por una bomba de calor a través de un circuito de tuberías, estas tuberías se encuentran a 10 cm sobre el suelo teniendo la posibilidad de que sean móviles o fijas. Algunas de las características de esta calefacción en invernaderos son que por ejemplo se pueden utilizar materiales más económicos como el polietileno en vez de usar tuberías caras de aluminio o de acero, los sistemas de calefacción de suelo representan un ahorro de energía, sus costos de instalación son muy elevados.

climatizacion en invernaderosMientras que la calefacción por aire caliente se utiliza el aire para elevar la temperatura dentro de nuestro invernadero. Consiste en hacer pasar el aire por focos caloríficos para luego enviarlo dentro de la atmosfera del invernadero, para este sistema podemos encontrar dos modelos de calefacción en invernaderos: Primero vemos uno con generadores con intercambiador de calor. La corriente del aire se calienta pasando por medio de una cámara de intercambio; Y como segunda opción tenemos una calefacción en invernaderos mediante generadores de combustión directa.

Funciona cuando un ventilador lanza una corriente de aire dentro de una cámara de combustión del generador, con lo que en su salida, el aire (ya en alta temperatura) trae consigo gases de combustión que pueden crear problemas de fitotoxicidad a causa de sus componentes azufrados. La cámara de combustión elimina los gases que se producen en ella a través de una chimenea hacia el exterior. Otro modelos de calefacción en invernaderos es el uso de pantallas térmicas, el uso de estas pantallas térmicas consigue incrementos productivos de hasta un 30-35 por ciento debido a la capacidad de gestionar el calor recogido durante el día y esparcirlo y mantenerlo durante toda la noche, tiempo en que la temperatura baja de una manera brusca.

Las pantallas también son útiles como doble cubierta que impide el goteo directo de la condensación del agua sobre las plantas en épocas de alta humedad. Estas pantallas se pueden utilizar de dos formas totalmente distintas, por un lado para protección exterior contra en exceso de radiación con acción directa sobre las plantas (quemaduras), el exceso de temperatura, granizo, vientos, pájaros. Y por otro lado como protección interior, protección térmica, ahorro energético, exceso contra el enfriamiento del aire a través de la cubierta, y humedad ambiental y condensación. Al momento de hablar del precio final para tener una buena conexión de calefacción en invernaderos, tenemos que tener en cuenta requerir de un sistema de calefacción que se adapte a nuestras necesidades, tenemos que tener decidido cual sería nuestra temperatura ideal, el espacio total a cubrir, y el lugar donde se encuentra instalado el invernadero.