calefaccion central logo

 

 

Suelo radiante por agua

El concepto de suelo radiante por agua caliente no es una novedad en absoluto, de hecho es un método que ya se utilizaba en la antigua roma, se hacia recircular el aire caliente de las cocinas de los hogares por debajo del suelo de las mismas casas. La energía térmica se acumula en el piso y es transmitida al aire de las habitaciones por simple radiación, creando un concepto simple de calefacción. Esto responde a un antiguo principio que dictaba “pies calientes y cabeza fría”. En los tiempos que corren el sistema de suelo radiante por agua se basa en hacer circular el agua calentada hasta cierta temperatura, a través de una serie de tubos que por lo general se construyen de polietileno reticulado, aunque también puede haber otras variantes.

suelo radiante por aguaEsta estructura de tubos se coloca a unos pocos centímetros por debajo del suelo de las habitaciones. El sistema de suelo radiante por agua tiene una serie de múltiples ventajas, superando en varios aspectos a los métodos de calefacción tradicional como radiadores y estufas. Entre las principales ventajas del sistema de suelo radiante por agua podemos mencionar que el calor que se siente es mucho más confortable, además de higiénico y saludable. Este sistema permite una distribución del calor mucho más homogénea en los ambientes de la casa y el calor puede alcanzar una altura de dos y hasta tres metros, ideal para la vida humana.

La temperatura de la superficie que emite el calor, es decir, el suelo, es baja, no supera los treinta grados, el aire caliente asciende de forma imperceptible. La calefacción de suelo radiante por agua permite un entorno más higiénico, ya que hay un menor movimiento de aire y por lo tanto de polvo, haciendo un entorno más saludable. Aunque pocas veces nos damos cuenta, la utilización de un sistema de calefacción de suelo radiante por agua incrementa el espacio útil de los ambientes de la casa. Esto se debe a que es un sistema de climatización de ambientes invisible. No hay artefactos externos como calefactores o radiadores que se coloquen en algún sitio estratégico. Además gracias a esto, las posibilidades de decoración de interiores no se ven condicionadas por estos aparatos. Los riesgos de golpes o quemaduras ya no son una preocupación. Podemos decir entonces que, colocar el sistema de suelo radiante por agua en nuestra vivienda nos dará muchos beneficios, tanto económicos como de ahorro de energía, ya que además es cien por ciento ecológico, pues no emite gases a la atmosfera, y tampoco hace ninguna clase de ruido.

 
 

Ventajas del suelo radiante por agua

Una posibilidad que brinda el sistema de calefacción con suelo radiante por agua es la de lograr un mayor ahorro y eficiencia a la hora de los números con respecto al consumo de energía. Este ahorro se debe a que se trata de agua caliente pero a baja temperatura (aproximadamente cuarenta grados) y por esa razón no requiere tanta cantidad de energía como si suele suceder en los sistemas convencionales, sobre todo cuando se trata de radiadores. Si hacemos un simple análisis podemos verlo claramente, cuando calentamos agua a cuarenta grados podemos mantener una temperatura media de veinte grados en la casa. En un sistema de calefacción convencional se suele quemar distintos tipos de comestible a temperaturas exageradamente elevadas, en algunos casos superiores a los ochocientos grados, solamente para calentar agua a detenga u ochenta grados, y mantener la casa a una temperatura similar a la que se consigue con el método de suelo radiante.

piso radiante por liquidoEl sistema de calefacción con suelo radiante por agua utiliza bajas temperaturas y eso se suele traducir muchas veces en una perdida mucho menor de calor. Este sistema puede ser adaptado para conectarse a una central de energía solar térmica, de modo que puede convertirse en una opción muy inteligente, no solo por el punto de vista económico, sino también en una muy buena opción para colaborar con el cuidado del medio ambiente. La posibilidad que también es muy eficiente pero no tan conocida es la de la climatización de piscinas mediante este mismo sistema.

Se puede adaptar utilizando el mismo método de calefacción de la casa y no tener la necesidad de instalar un dispositivo especial solo para la piscina. El principio del sistema de calefacción con suelo radiante por agua es muy simple, el calor se produce en una caldera y se lleva hacia todos los ambientes de la casa a través de unas redes de tuberías que se colocan debajo del cemento del suelo.

También pueden colocarse a través de las paredes y los techos, pero eso no suele ser lo mas común ya que el aire caliente siempre tiene la tendencia a subir hacia arriba, por lo tanto lo mas lógico es utilizar las tuberías a través del suelo.

La utilización de este tipo de calefacción en los techos, incluso puede ser contraproducente, ya que si la radiación proviene desde arriba, puede causar ciertos problemas de salud, sobre todo dolores de cabeza y en algunos casos, problemas en la piel. Sin embargo, el suelo radiante por agua tiene la ventaja de produciré una temperatura seca del aire, de modo que es mucho menor la perdida de energía a través de los muros. Por ello es que el suelo radiante por agua tiene tantos beneficios y muy pocas desventajas.