calefaccion central logo

 

 

Costo de un suelo radiante

Sin lugar a dudas el alto costo de un suelo radiante es una de las principales trabas que hoy en día miles y miles de potenciales clientes deben enfrentar, si quieren instalar en sus domicilios o en la oficina este fantástico sistema de calefacción. Si bien el costo de un suelo radiante varia según el país en donde se esté al momento de instalarlo, en la gran mayoría de los países del planeta es muy elevado sobre todo si se lo compara con otras estrategias de calefacción que actualmente circulan por el mercado, es decir, los fabricantes del suelo radiante deben competir en un segmento muy competitivo dada la gran cantidad de métodos y aparatos de calefacción que se ofrecen a los clientes.

costo de un suelo radianteEn este contexto sin lugar a dudas el alto costo de un suelo radiante actúa como freno para que una porción de clientes desista de su compra, lo que no implica bajo ningún punto de vista que la venta del suelo radiante en cualquiera de sus variantes es baja, sino que por el contrario y pasera del costo de un suelo radiante, en líneas generales los números en cuanto a ventas son muy buenos si se tienen en cuenta algunos de los puntos o variables que se acaban de mencionar. Mas allá de lo que pueda llegar a salir el suelo radiante, hay algunas estrategias que resultan básicas y que pueden ayudar a ahorrar mucho dinero al cliente a la hora de su instalación.

 
 

En primer lugar tengamos en cuenta que el costo de un suelo radiante cuando se lo coloca es elevado a causa de que siempre hay que hacer reformas importantes en la edificación, obviamente en el suelo, a fin de que se puedan colocar todos los complementos que ayudan a elevar la temperatura del ambiente. Esta cuestión genera automáticamente que cuando se instala un suelo radiante, el cliente deba enfrentar dos gastos diferentes pero relacionados entre sí, a saber: la mano de obra y los materiales en lo que se incluye el suelo radiante propiamente dicho. Esta suma de gastos hace que sea necesario invertir una suma de dinero mucho mas importante incluso que lo que sucede cuando se opta por coloca un calefactor tradicional.

tarifa de un suelo climatizadoPor esta razón, para bajar el costo de un suelo radiante hay que actuar en dos frentes, en los materiales y en la mano de obra. Con relación al la primera podemos decir que la única manera de ahorrar dinero en la compra de materiales es optando por productos de segundas marcas o de calidades inferiores, lo que claro está, no es recomendable ya que el riesgo de sufrir en el futuro percances por el mal funcionamiento es muy elevado y generaría mas gastos para el cliente. Para evitar percances siempre es mejor gastar un poco mas de plata y comprar los materiales que el arquitecto a cargo de la obra recomiende. Sobre la mano de obra afirmemos que es la variable que mas altera al costo de un suelo radiante, dado que al no haber una escala fija que estipule cuanto la empresa de reformas o el trabajador debe solicitar que el cliente abone por su trabajo, se pueden pedir tarifas muy altas que poco tienen que ver con la realidad. Se recomienda que antes de inflar el suelo radiante se hagan varias consultas y se pidan varios presupuestos diferentes para posteriormente con toda la información en la mano, comenzar a buscar cual es la tarifa mas accesible y que por ende posea el costo de un suelo radiante mas bajo.

Sin lugar a dudas esta estrategia permitirá ahorrar mucho dinero sin que esto implique bajo ningún aspecto que la calidad del trabajo realizado vaya a ser inferior que si se pagaría más por la mano de obra. Una segunda estrategia para bajar el costo de un suelo radiante al mínimo posible es evitar instalarlo en toda la superficie de la edificación, en otras palabras, en ciertas ocasiones resulta innecesario colocar el suelo radiante en todo los habientes de la edificación, lo que genera evidentemente que los gastos se disparen de forma muy considerable.

Muchos arquitectos recomiendan hacer la instalación del suelo radiante en cuestión solo en aquellas partes de la construcción que son claves como es el caso del comedor y las habitaciones, mientras que para el baño o para la cocina se pueden poner aparatos de calefacción más accesibles. Está de mas decir que esta decisión a deben tomar conjuntamente el cliente y el arquitecto a cargo de la obra. Como el costo de un suelo radiante esta condicionado por el tipo especifico de suelo que se elija, se puede ahorrar dinero comprando una variante que sea más accesible. En la actualidad y gracias a los avances en la tecnología, se pueden encontrar una amplia gama de suelos radiantes diferentes en el mercado cada uno de ellos con rendimientos y costos económicos diferentes, si una persona no puede adquirir lo mejor de lo mejor por el alto costo que esto genera, puede inclinarse por alguna alternativa de menor precio pero buen rendimiento. Por ello es que el costo de un suelo radiante está condicionado por el tipo de piso que instalaremos.