calefaccion central logo

 

 

Tipos de radiadores

El presente artículo pretende aportar información sobre los distintos tipos de radiadores que existen en la actualidad, destacando y mencionando sus características esenciales y principales. Explicando como a pesar de las diferencias que poseen, los distintos modelos cumplen la función principal, la de irradiar calor. Para comenzar, es importante mencionar que un radiador es un tipo de emisor de calor. La característica principal que posee este tipo de artefacto es la de intercambiar calor, desde el sistema de calefacción al ambiente en el que el mismo se encuentre instalado. Los radiadores por lo general no poseen partes móviles.

tipos de radiadoresEn la mayoría de los casos, los radiadores pueden funcionar gracias un dispositivo que genera que el agua que penetra en el mismo sea distribuida de manera pareja a lo largo de toda la máquina, siendo el calor nivelado por un regulador de temperatura. Sin embargo, existen diversos tipos de radiadores, a continuación mencionaremos los modelos más conocidos y más importantes. Es necesario destacar que los distintos tipos de radiadores que se mencionarán se diferencian por el tipo de material que los componen, motivo que genera que los diversos modelos posean distintas características.

 
 

Por un lado, están los radiadores de hierro fundido, estos son el modelo más clásico y más conocido. Los mismos se destacan por ser el modelo que más tarda en poder calentarse así como también en poder enfriarse, esto quiere decir que poseen una excelente inercia del tipo térmica. Lo que puede sucederle a este tipo de radiadores es que se congelen si es que no se les coloca el elemento pertinente en su dispositivo que impida que esto suceda. Al mismo tiempo, dentro de los distintos tipos de radiadores que existen, se encuentra un modelo que es económico en comparación al resto, y que posee un muy buen funcionamiento. Estos son los radiadores que funcionan gracias a un panel de chapa de acero.

modelos de radiadoresEn la actualidad, debido a los grandes avances en el ámbito de la industria, se ha logrado que las chapas de acero sean de mejor calidad, logrando de esta manera, que este modelo posea una vida útil más extensa. Por otro lado, uno de los modelos más modernos de radiadores, son los que están compuestos por aluminio. Este tipo de modelo es el más caro, pero la característica que poseen es que su calentamiento es rápido, y es el modelo que posee mayor durabilidad. Por el contrario, otro de los modelos más modernos, son los radiadores de tubo de acero. Estos se destacan por ser diseños muy modernos, donde lo que más importa es la apariencia de los mismos, es decir, su estética, siendo en muchos casos un elemento de diseño y de decoración para los hogares donde se los instalan. Es por esta razón, que dentro de este tipo de modelo, existe una gran variedad de modelos, para los diversos gustos de los compradores. Por otro lado, cabe destacar que los radiadores se diferencian también por el diseño que los mismos poseen, es decir que se diferencian por su estructura, así como también por el material que los compone. Razón por la cual existe una amplia variedad de tipos de radiadores para que cada persona pueda elegir el modelo que más se adapte a sus requerimientos y necesidades. Los radiadores más antiguos son los que están compuestos de acero y están compuestos por diversos módulos, es probable que este tipo de modelo nos recuerde a un acordeón.

El tamaño de los mismos puede variar. En la actualidad, la mayoría de los radiadores que se colocan son los que están compuestos por paneles. Los paneles son elementos huecos y es através de ellos que el agua caliente puede circular. Es importante mencionar, que existe un tipo de radiador cuyo frente es liso, y que esta especialmente pensado para personas alérgicas. A pesar de las diferencias, todos los tipos de radiadores son sumamente rápidos y no requieren ningún tipo de instalación. Todos los modelos mencionados son eficaces para poder lograr el confort requerido y esperado.

Todos los tipos de radiadores permiten generar y obtener calor rápidamente, no generando ningún tipo de ruido. Es importante destacar que todos los radiadores son seguros, ya que todos los modelos poseen el termostato, es decir, el dispositivo que permite la regulación de su funcionamiento. Cada persona elegirá el modelo que más le convenga y el que más se adapte a sus diversas necesidades. Es importante que exista la diversidad, para que cada uno seleccione y elija lo que más le sea conveniente y necesario. Como conclusión, podemos decir, que los diversos tipos de radiadores a pesar de sus distintas características cumplen la misma función y ningún modelo deja de poseer un alto rendimiento. Todos los tipos de radiadores son dispositivos altamente confiables, teniendo al mismo tiempo todos los modelos una alta seguridad.