calefaccion central logo

 

 

Radiadores electricos con inercia termica

Dentro del mundo de los sistemas de calefacción no podemos dejar de mencionar a los llamados radiadores eléctricos con inercia térmica elevada, dado que son modelos que hoy en día están teniendo una gran salida en los mercados nacionales e internacionales. Tengamos en cuenta que al ser eléctricos, este tipo de radiadores tienen una serie de ventajas frente a otros sistemas de calefacción alimentados a gas o a kerosene ya que la electricidad es de por sí un recurso mucho más barato que los mencionados y por ende es más accesible para el común del pueblo. Vale agregar en relación a este último punto que además de ser una energía más barata, también es más eficiente en términos de rendimiento calórico, es decir, una calefacción que funciona a electricidad puede rendir más y más parejo que otro tipo de unidades.

radiadores electricos con inercia termicaPor estas y otras razones que enumeraremos en el presente artículo, los radiadores eléctricos con inercia térmica elevada son cada vez más demandados por miles de clientes a lo largo y a lo ancho de nuestro querido planeta. Un punto que debe ser destacado de los radiadores eléctricos con inercia térmica elevada es que no son fabricados en un único modelo o tipo, sino que por el contrario cada fabricante generalmente diseña y construye varios tipos de radiadores con el objetivo de satisfacer la mayor cantidad de demandas particulares de cada uno de los clientes potenciales.

En el mismo sentido, podemos afirmar que los radiadores eléctricos con inercia térmica en cuanto al modelo de que se trata se dividen en tres grandes grupo, a saber: los pequeños, destinados para ser usados en habitaciones de espacio reducidos; los medianos que resultan ideales para edificaciones pequeñas o ambientes más amplios y por último, los radiadores denominados industriales que están diseñados y fabricados para ser instalados en espacios amplios como puede ser el caso de salones de fiesta, locales comerciales, fabricas, restoranes, etc. Cada una de estas tres variantes posee características propias, fundamentalmente en lo que se refiere al tamaño pero comparten puntos en común como el uso de la electricidad, fundamentos físicos que le permite funcionar, diseño básico, materiales con los que están construidas las carcasas, etc.

 
 

calentadores galvanicos con inercia caloricaEn relación a este último punto es muy importante destacar que, el material que se emplea en la estructura interior y exterior de los radiadores eléctricos con inercia térmica elevada es en el 90% de los casos aluminio extruido de alta resistencia, dado que debe aguantar golpes, cambios de temperatura, etc. Los radiadores eléctricos con inercia térmica se caracterizan por su buen rendimiento en caso cualquier tipo de contexto en donde se los empleo, es decir, rinden muy bien en condiciones climáticas externas complejas donde muchos otros sistemas de calefacción sufren de bajones de rendimiento que resultan muy molestos para los clientes. El funcionamiento de los ya mencionados radiadores eléctricos con inercia térmica elevada se basa en el principio de que un líquido especialmente diseñado que recorre el interior de la unidad se calienta gracias al uso de la energía de tipo eléctrica. Ese líquido interno que puede ser un aceite en la mayoría de los casos, a su vez calienta el aire circundante que por estar caliente tiende a subir hacia el techo de la edificación, esparciéndose por todo el lugar. De esto modo se puede lograr un ambiente cálido y ameno sin la presencia de ningún tipo de agente toxico, dado que los radiadores no utilizan ningún tipo de combustión que emana monóxido de carbono.

Esto no es un tema menor, sino que por el contrario en los tiempos que corren cada vez son más los casos de gente intoxicada por la presencia en altas concentración de monóxido de carbono en el lugar. Los radiadores eléctricos con inercia térmica elevada se diferencias de otros tipos de radiadores denominados de bajo consumo, fundamentalmente en cuanto al rendimiento y al volumen de energía que emplean.

En relación a los primeros se debe tener en cuenta que son las variantes que mejor rendimiento tienen, es decir, mejor inercia térmica que es la cantidad de calor que se genera.

Mientras que los segundos al ser de bajo consumo eléctrico, poseen rendimientos mucho más moderados lo que implican que tienen una inercia térmica media o baja. Por supuesto si se compara ambas alternativas automáticamente el cliente se puede percatar de que los de bajo consumo son más eficientes desde el punto de vista netamente energético lo que implica que gastan menos electricidad mensualmente. Los radiadores eléctricos con inercia térmica elevada en cambio consumen muchos más Kw mensuales a causa de que están diseñados para poder calentar más y mejor una determinada construcción. Está de más decir que si bien el rendimiento es mayor desde lo térmico, desde lo económico se gasta mucho más dinero. Por lo tanto queda a criterio del cliente si es mejor comprar radiadores eléctricos con inercia térmica elevada o sus hermanos de bajo consumo.