calefaccion central logo

 

 

Radiadores de calor azul

Los radiadores de calor azul son una marca registrada de radiadores de la compañía ACESOL, una empresa europea dedicada a la calefacción, no obstante, generalmente se habla de estos radiadores como si utilizaran un sistema completamente nuevo de tecnología en calefacción. La compañía les dio este nombre refiriéndose al tipo de fluido que utilizan, denominado Calor Azul por la empresa. Estos radiadores de calor azul son radiadores que comenzaron a distribuirse con ese nombre por esta compañía, y que actualmente se presentan en varias marcas, que suelen ser imitaciones de los primeros. Los radiadores de calor azul emplean un sistema de calefacción de bajo consumo energético y un alto rendimiento, que transmite el calor por fluido térmico, basado en la convección, favorecido por el fluido que los compone y por su formato de aluminio.

radiadores de calor azulCabe aclarar que este tipo de sistema es el ya conocido sistema de calefacción de los radiadores de aceite, sólo que estos radiadores utilizan un fluido patentado con el ya mencionado nombre de calor azul, lo cual hace referencia a lo favorables que son estos modelos para la ecología. Estos radiadores de calor azul presentan ciertas ventajas y características singulares que los hacen más ecológicos, seguros y efectivos. Lo que hace que los radiadores de calor azul sean más favorables para la salud es que su sistema de calefacción no consume oxígeno.

Tampoco produce malos olores, no emite gases ni humos, por lo que no reseca el ambiente y evita los problemas respiratorios ocasionados por la calefacción tradicional. Además, reparte el calor de una manera uniforme, por lo cual evita los cambios bruscos de temperatura. El fluido, denominado Calor Azul como una estrategia comercial de la compañía que fabrica los radiadores de calor azul, es un fluido inocuo para la salud y ecológico. El radiador calienta el fluido, que es como una especie de gel de color azul, y luego va liberando el calor de manera prolongada y constante durante el día, de esta forma, genera un clima constante. Además de las ventajas para la salud de los individuos y el cuidado del medio ambiente, los radiadores de calor azul presentan un sistema de regulación y manejo muy simple, con diferentes opciones de programación. Su diseño es ergonómico, pensado también para evitar los accidentes con niños pequeños, y cuentan con la ventaja de que no se calientan, evitando quemaduras al tocarlos, y además son diseñados para favorecer su uso a personas con discapacidades o desventajas motrices.

 
 

El control de la calidad de los radiadores de calor azul es seguro y confiable, asegurando un rendimiento de los mismos por tiempo prolongado y en óptimas condiciones únicamente. Existen numerosos modelos y su tecnología asegura un rendimiento de más de un 40 por ciento en comparación a otros sistemas tradicionales de calefacción. Lo importante para lograr el rendimiento óptimo de los radiadores de calor azul sin malgastar energía y así poder ahorrar en las tarifas eléctricas es saber y conocer todos los programas y opciones de calefacción que ofrecen según la necesidad de calor y de consumo.

radiadores de calefaccion indigoLos radiadores de calor azul cuentan con variados programas para las diferentes necesidades de calor, lo cual nos da la oportunidad de ahorra más y gastar menos. Muchas veces no conocemos el tipo de calefacción que necesitamos y la mejor manera de administrar el uso de la energía por lo cual es importante poder asesorarnos antes de realizar la instalación de alguno de los modelos de radiadores de calor azul. Su diseño de aluminio es anticorrosivo, siendo este material un muy buen transmisor de calor y además resultan decorativos, innovadores y modernos, favoreciendo en gran medida a la estética y la ambientación del lugar. La desventaja de estos radiadores de calor azul es su costo, el cual implica una importante inversión, que si no se sabe aprovechar, es luego motivo de arrepentimiento.

Esto significa que, si bien el sistema es muy productivo a la hora de lograr un ahorro energético, es importante saber programar el radiador, para aprovechar al máximo su rendimiento, de lo contrario se puede producir un gasto innecesario y desbordado de electricidad, sin buenos resultados.

Si se logra un sistema de ahorro y aprovechamiento efectivo, entonces la inversión habrá valido la pena. El sistema de los radiadores de calor azul consiste en acumular calor por la noche, calentando el fluido, y liberarlo por el día.

Para esto, los radiadores utilizan un acumulador, y las tarifas mensuales en Europa se basan en el gasto que genera el mismo, sistema conocido como tarifas nocturnas. El gasto es finalmente, el que se acumula durante la noche. El calor que se necesita que se libere por día, entonces, debe ser calculado la noche anterior y así programar el radiador para el día siguiente. Es por esto que es aconsejable estar atento a las necesidades que habrá de calefacción. Es importante también procurar anticipar la mejor ubicación para los radiadores de calor azul, pues, si tenemos en cuenta que generan calor por convección, siempre se favorecerán en primer lugar las partes más altas de la casa, ya que el aire caliente tiende a subir en los ambientes cerrados. Teniendo en cuenta todos estos aspectos se puede lograr un buen aprovechamiento del sistema de radiadores de calor azul.