calefaccion central logo

 

 

Radiadores de agua

En este artículo en particular hablaremos de los radiadores de agua, sus diferentes modelos y principales características. Los radiadores de agua son uno de los tantos dispositivos de calefacción que emiten calor, esto significa que la función de estos aparatos es la de intercambiar el calor producido por el sistema de calefacción para cederlo finalmente al ambiente en donde es colocado. Una característica común a la mayoría de los radiadores no eléctricos, es que no cuentan con partes móviles ni producen calor por si mismos. Esto se debe a que los radiadores de agua forman parte de una instalación centralizada de calefacción, de modo que la función de estos dispositivos es la de distribuir el calor en lugar de producirlo.

radiadores de aguaLos radiadores de agua, reciben ese nombre porque en sus comienzos, cuando se comenzó a implementar este tipo de artefactos para la climatización de ambientes se suponía que el principio básico de intercambio de calor se producía por radiación, pero en realidad este principio en pocos casos se lleva a cabo. Para que se produzca realmente la radiación, la temperatura superficial de estos aparatos debería superar los setenta grados, pero debido a la escasa superficie con que cuentan dichos artefactos, este intercambio no sucede.

En la actualidad se colocan sistemas de regulación de la temperatura y por ese motivo no alcanzan los niveles necesarios para hacer el intercambio por radiación, de modo que la mayor parte del calor es intercambiado por convección. Por lo general, la gente manifiesta que no es una tarea sencilla realizar la elección de un sistema de calefacción mediante radiadores de agua. Decidirse por este tipo de equipos no suele ser tarea sencilla, podríamos decir que es un sistema que no cualquiera podría tener en su casa. Es importante hacer un trabajo de análisis tanto de las características de la casa y la distribución de sus ambientes, como de las posibilidades económicas de los residentes. En primer lugar es necesario que la vivienda sea muy amplia, pero no tanto como para que la calefacción sea insuficiente, por este motivo también hay que realizar un análisis para conocer las demandas de temperatura que estas viviendas tienen. Ahora bien, los radiadores de agua pueden conseguirse en una gran variedad de modelos, la elección de los mismos puede depender tanto del gusto estético de los usuarios como de las necesidades de calefacción que exista en la vivienda y por supuesto también de la capacidad económica y el precio que se este dispuesto a pagar por los aparatos. Podemos decir entonces que, los radiadores de agua además de aportarnos calor constante y regulado, nos brindan eficiencia, seguridad y durabilidad en el tiempo.

 
 

Diferentes modelos de radiadores de agua

calentadores de aguaExisten tres modelos principales en lo que respecta a los sistemas de calefacción de radiadores de agua, los modelos con módulos, los de frente liso y por ultimo los que cuentan con una serie de paneles. En primer lugar encontramos los modelos con módulos, los cuales tienen una forma muy similar a los acordeones. En sus comienzos estos aparatos se construyen enteramente de hierro fundido, pero en la actualidad el material de construcción utilizado es el acero, ya que tiene mejores propiedades y permite que los aparatos sean mucho mas livianos y cuenten con una mejor transmisión del calor, el acero permite que estos aparatos incrementen sus posibilidades al ser más efectivos. Los modelos de radiadores de agua con frente liso son los modelos mas recomendables para aquellos usuarios que sufren alergias respiratorias, ya que no tienen aletas de conveccion, es decir, son lisos por todos lados, de modo que no acumulan polvo y suciedad en las acanaladuras, las principales diferencias de este sistema son estéticas.

Por ultimo, se encuentran los radiadores de agua con paneles, estos modelos son huecos, y en estos espacios es por donde circula el agua caliente. La emisión de calor por parte de un radiador, también llamada disipación, depende en gran medida de la diferencia de temperatura entre la superficie de este mismo aparato y la del ambiente que lo rodea. La cantidad de superficie que entra en contacto con el ambiente es fundamental para el aumento de la emisión del calor, es decir, mientras mas amplia sea la superficie de intercambio y la diferencia de temperatura sea más amplia, el intercambio será mucho más evidente. La instalación de un sistema de calefacción por radiadores de agua no es una tarea demasiado complicada, pero es importante que se lleve a cabo con mucha atención y cuidado.

Para comenzar, lo que se debe hacer en un principio es vaciar el agua de todo el circuito de la calefacción, para luego realizar un trabajo importante, la purga del radiador. Cuando el sistema de calefacción comienza a producir ruidos fuera de lo normal seguramente sea una clara señal de que algún elemento del sistema no esta funcionando de manera correcta. Para solucionar el problema, se debe proceder al proceso de purgación, con el objetivo de eliminar alguna burbuja de aire que haya quedado en su interior. Se abre la válvula y se mantiene abierta hasta que toda el agua sale, la cual seguramente salga muy sucia al principio. Luego se cierra la válvula. En los modelos de radiadores de agua más modernos vienen con purgadores automáticos programables, que eliminan el aire sin la necesidad de realizar todo este proceso.