calefaccion central logo

 

 

Radiadores

Para empezar vamos hablar que son los radiadores, el radiador es un tipo de artefacto que emite calor. Su función es la de intercambiar calor mediante su sistema de calefacción para transferirlo al ambiente en donde estemos. La disipación de calor de los radiadores depende de la diferencia entre de las temperaturas entre la superficie y el ambiente a su alrededor, y de la cantidad de la superficie que esta en contacto con ese ambiente. Por eso decimos que cuanto mayor es la superficie del intercambio mayor va a ser la temperatura y el intercambio que se produzca. Una vez que ya explicamos su funcionamiento ahora explicaremos en que se diferencia con las estufas. La diferencia que existe entre los radiadores y las estufas o calentadores es que en el radiador no hay producción de energía, solo se limita a cumplir la función de disparador de calor que llega al radiador corrientemente a través de una red de tuberías por donde circula agua calentada por un dispositivo que produce calor, por lo general es una caldera.

radiadoresEn otra de las cosas que podemos destacar a los radiadores de calefacción es que estos juegan un gran papel y sobre todo en la eficiencia y el confort de una instalación de calefacción y además son fácil de instalar. Estos garantizan el máximo aprovechamiento de las nuevas generaciones de calderas también bombas de calor trabajando a baja temperatura. Estos radiadores de baja temperatura estos se combinan con generadores de alto rendimiento y también con válvulas termostaticas que proporcionan una menor cantidad de Monóxido de carbono en la atmósfera, del mismo modo que el gran ahorro energético y económico que esto conlleva.

 
 

Para seguir resaltando las características novedosas de estos aparatos podemos decir que se adaptan fácilmente a los aportes gratuitos de calor, como también puede ser un cambio de temperatura en el exterior o la cantidad de personas que están en el hogar. La facilidad de instalación de los radiadores se une a su sencillo y escaso mantenimiento que además de su capacidad de regulación mediante sus válvulas termostatica garantizan el control individual en cada estancia. Estos artefactos están fabricados con la más alta gama de materiales, tales como el aluminio, acero o el mismo hierro fundido. Gracias a estos materiales, los mismos aportan una temperatura homogénea y constante en cada una de las estancias, dando como resultado un gran confort térmico en el hogar. Por ello es que los radiadores tienen tanto éxito en la sociedad moderna.

¿Cuántos modelos de radiadores existen?

caloriferosCon respecto a los fabricantes de los radiadores han adaptado los productos para que estos tengan cabida en diferentes espacios, con diversos diseños colores y formas también que se cambian en cualquier entorno y cualquier decoración en el hogar. Pueden instalarse en espacios reducidos, en paredes curvadas, cuartos de baño, etc., estos espacios son ideales a la hora de instalar los radiadores. De igual forma existen otros tipos de modelos, estamos hablando de los radiadores eléctricos, la calefacción eléctrica con los años ha evolucionado dejando atrás los antiguos radiadores eléctricos antiestéticos y que a su vez generaban un gran consumo de energía, por eso las empresas que se dedican a la comercializaron y fabricación de estos aparatos han desarrollado nuevas tecnologías en ellos, logrando precisamente lo contrario a lo que nombramos recién como puntos en contra que tenían antes: ahora poseen nuevos diseños muy estéticos, que edemas se adaptan a los rincones del hogar, y sin embargo también mejor rendimiento en el consumo de energía ya que se puede programar la temperatura que deseamos en cada momento.

Los Radiadores eléctricos funcionan de varias maneras: con fluido calo portador, esto es agua y aceite, radiante o de tecnología seca, esto es sin fluido, o mixtos que funcionan combinando energía eléctrica con el agua sanitaria, según cuales sean las necesidades del consumidor. Pasemos a hablar de las ventajas de los radiadores eléctricos, la innatación es mas económica en comparación a los radiadores de agua caliente y además casi ni requieren de mantenimiento, tampoco requieren de una caldera para su funcionamiento.

Pero ya que estamos hablando de un aparato eléctrico el usuario debe seguir una serie de pautas de seguridad básicas para evitar accidentes. No utilizarlos para secar ropa ya que se corre el riesgo de que se incendie, desenchufarlos antes de irse a dormir, revisar los cables para ver si están gastados o tienen alguna pequeña raspadura, y por ultimo no sobrecargue los enchufes de aparatos de gran potencia en un solo enchufe. Finalizando este articulo y como conclusión hemos visto que los radiadores son artefactos muy mutiles para el hogar en función de calecfaccionar los hogares, además tenemos variedad de modelos con diferentes sistemas de funcionamiento, lo cual le permite al usuario elegir el mas conveniente para su hogar, son aparatos tecnológicos, pero en algunos casos de acuerdo a sus sistemas debemos tener precauciones para evitar accidentes, en líneas generales son muy recomendables. Podemos decir entonces que, si vamos a adquirir uno de estos productos lo más recomendable es averiguar sobre los diferentes modelos y funciones de radiadores, para luego adaptarlo a nuestra necesidad.