calefaccion central logo

 

 

Reparacion de radiadores de aluminio

En este párrafo hablaremos de la reparación de radiadores de aluminio, quienes la realizan y consejos útiles. En lo que respecta a la estética, los radiadores de aluminio son artefactos de gran presencia y en cualquier hogar pueden formar parte del diseño interior sin sobresalir, pero sin desentonar tampoco. En cuanto a la funcionalidad, muchas son las ventajas de aportar calor con este tipo de sistemas de calefacción, ya que son muy efectivos y probablemente por ese motivo también son tan populares. Muchas familias han elegido este tipo de radiadores y no solamente por sus propiedades para climatizar los ambientes, sino que también toman en cuenta las características estéticas de los diversos modelos que hay en el mercado.

reparacion de radiadores de aluminioPero probablemente no todo permanezca tan perfectamente por siempre, en algún momento deberá realizarse alguna reparación de los radiadores de aluminio ya que si bien estos artefactos tienen una larga vida útil, en muchos casos el mal funcionamiento de estos climatizadores de ambientes también puede deberse a una mala utilización o bien por un nulo mantenimiento por parte de los usuarios. Aunque suene un poco drástico, no siempre es fácil el trabajo en la reparación de los radiadores de aluminio.

Los problemas más comunes que pueden surgir, son por lo general una cuestión de más de mantenimiento que de reparación en si misma, pero son pequeños detalles que si no se solucionan a la brevedad pueden terminar en un problema mucho mas grave. Los primeros detalles suelen ser los típicos para cualquier tipo de radiador, pintura saltada, pequeñas raspaduras o picaduras, las cuales como dijimos, es preciso que sean corregidas cuanto antes para evitar que puedan repetirse o bien agravarse con el tiempo.

 
 

En la reparación de los radiadores de aluminio se cuenta con una ventaja la cual es que, debido a las propiedades de el material en que se construyen estos equipos, no presentan corrosión por oxido. Es decir, el aluminio no presenta las mismas condiciones de oxidación que el hierro ya que al producirse el contacto con el oxigeno produce una capa muy fina e impermeable que evita que el oxigeno penetre en sus moléculas dando lugar a la corrosión. La reparación de los radiadores de aluminio puede ser muy sencilla o muy complicada, según las buenas practicas de mantenimiento que haya tenido el equipo por parte de los usuarios. Es necesario tener en cuenta que es preciso realizar una limpieza periódica de los radiadores, de todo tipo. Para comenzar con la limpieza se aconseja ir de menor a mayor, es decir, comenzar por la parte sencilla, quitar el polvo y los restos de pelusa o diversos elementos que se hayan adherido al aparato.

arreglo de radiadores de aluminitaMuchas veces se opta por el método mas efectivo y rápido, pasar una aspiradora de boca estrecha por toda la superficie. Quitando el polvo y demás partículas superficiales, luego es hora de limpiar las en profundidad, pulverizando algún producto de limpieza como detergente o incluso amoniaco. Se debe dejar actuar el liquido unos instantes para luego pasar un cepillo que remueva todas la suciedad y grasitud adheridas. Se debe frotar con energía para eliminar toda la suciedad, además no debemos olvidar que es preciso enjuagar el radiador luego de realizada la limpieza, para que no queden restos de jabón que luego forme una suciedad pegajosa difícil de eliminar. Limpiando periódicamente los aparatos, probablemente evitemos durante más tiempo la necesidad de requerir una reparación de radiadores de aluminio. Sabemos que en cuanto a la limpieza de la mayoría de los aparatos del hogar, los mismos usuarios pueden realizarla sin problemas, porque no precisan de conocimientos técnicos ni nada por el estilo. Pero si los problemas son relacionados con el aspecto funcional del aparato, es tiempo de recurrir a la ayuda de los profesionales, aunque muchas veces se presentan situaciones en las que pareciera haber un problema mas grave del que en realidad sucede.

En muchos casos se solicita ayuda profesional para la reparación de radiadores de aluminio, pero en realidad lo que sucede es lo siguiente: durante el tiempo en que las temperaturas son más elevadas y agradables el radiador no se utiliza, y durante ese periodo pueden llenarse de burbujas de aire. En ese caso no es necesaria una reparación de los radiadores de aluminio, sino mas bien una purga de cada uno de ellos, la cual debe ser realizada previamente al encendido de la calefacción para evitar problemas.

Incluso también suele ser necesaria otra purga durante el periodo en que esta se utiliza durante el invierno. En resumen, para evitar durante la mayor cantidad de tiempo posible, la necesidad de una reparación de los radiadores de aluminio, se necesita mantener una limpieza periódica del equipo y también una purga, lo cual es un proceso muy sencillo. Se debe abrir la boquilla de purga que es un dispositivo que tienen todos los radiadores. Por lo general la boquilla de purga se encuentra situada en la parte de arriba del radiador, al destaparla, es preciso esperar que salga todo el aire. Seguramente luego de ello saldrá un poco de agua turbia, que es preciso dejar correr por unos instantes, para luego cerrar dicha boquilla. Este simple proceso permite que el radiador caliente de una manera mas uniforme y al mismo tiempo optimiza el consumo de energía. Podemos decir entonces que, la reparación de radiadores de aluminio deber ser hecha por técnicos profesionales, para evitar mal funcionamiento o accidentes del calefactor.