calefaccion central logo

 

 

Mantenimiento de calderas

El mantenimiento de calderas es de suma importancia para mantenerlas en buen estado y para lograr su mayor rendimiento. Este tipo de artefactos son necesarios y muy utilizados por todos nosotros para lograr una climatización en nuestro propio hogar. Pero para conservarlas en su nivel y disfrutar del mayor rendimiento es imprescindible llevar a cabo los mantenimientos de calderas. Si bien existen distintos tipos de calderas, el mantenimiento de calderas puede ser muy sencillo de realizar, o bien puede ser más complejo si hablamos de calderas industriales donde se llevan a cabo otros procesos de mantenimiento.

mantenimiento de calderasEn estos casos, de calderas industriales, el mantenimiento de calderas puede ser muy complejo y debe ser tarea otorgada a un especialista, y en el caso del mantenimiento de calderas de hogar, el mantenimiento es mucho más básico, ya que el funcionamiento de estas es más simple y entendible para cualquier persona y se pueden operar sin el uso de herramientas especiales. Volviendo al caso de una caldera hogareña, debemos tener en cuenta los distintas herramientas que podamos llegar a utilizar para un arreglo. Cuando hablamos de estas herramientas básicas nos referimos a llaves fijas (de distintos tamaños), llave inglesa, cepillos, escobas de alambres.

 
 

Y si a la hora del mantenimiento de calderas, necesitamos arreglar las boquillas inyectoras o cambiar válvulas, tendremos que tener a nuestro alcance los distintos tipos de repuestos como inyectores de gasoil (si hablamos de una caldera que trabaje con gasoil) y electrodos de encendido. Como primera medida en el mantenimiento de calderas, debemos mantener limpios los filtros por donde pasa el combustible que utilice dicha caldera, logrando evitar la obstrucción que se logran a través de las impurezas. Siguiendo con la limpieza de los filtros, debemos seguir el recorrido limpiando hasta llegar al “quemador”. Encontraremos el pre filtro y el filtro de la línea, estos también deben ser saneados totalmente. Si caldera posee un filtro de la bomba, deberíamos higienizarlo de todos modos, como los separadores de agua si es que lo requiere. Para lograr el mejor, tendríamos que limpiar todos los filtros con un tipo de combustible, gasoil. Esto lo haremos poniendo gasoil en un recipiente y mojando un cepillo en el, debemos frotar los filtros para limpiar todas las impurezas y partículas. El mantenimiento de calderas seguirá sacando el quemador (seguramente a través de algunos tornillos) y limpiarlos con un cepillo y sacarle toda la suciedad que tenga en los orificios, esto se puede hacer con una aspiradora para llevar a cabo más rápido este movimiento. Para continuar tendremos que seguir quitando y limpiando las distintas partes del quemador. Importante tener en cuenta como estaba armado previamente todo el quemador y sus partes, así será más fácil el armado posterior que requerirá. Por ello es que el mantenimiento de calderas resulta tan importante.

Limpieza y mantenimiento de calderas

Para seguir con el mantenimiento de calderas, deberemos encontrar la boquilla inyectora y sus electrodos, una vez encontrado esto, los higienizaremos con sumo cuidado, requieren de un cuidado especial ya que son elementos muy frágiles y se van desgastando con el tiempo, y al no tratarlos con cuidado tendríamos que ir a comprar los repuestos para volver a colocar los nuevos en su lugar correspondiente. Y al gastarse con el tiempo nos damos cuenta que nos cuesta prender la caldera más de lo normal, con menos facilidad que siempre. Para ir terminando con el mantenimiento de calderas tenemos que tener en cuenta que también debemos limpiar el fondo del quemador ya que es en ese lugar donde encontramos la fotocélula, esta fotocélula es lo que detecta la existencia de la llama.

manutencion de calderasY para finalmente terminar con el mantenimiento de calderas, podríamos darle una aspirada a todos los componentes y volver a armar todas sus partes en los lugares donde se encontraban antes de que empecemos con nuestros arreglos. Al terminar de hacer eso deberíamos tener un mantenimiento de calderas eventualmente y no dejar que se vuelvan a obstruir los filtros y se desgasten los electrodos ni mucho menos. Dicho esto, tendremos un buen mantenimiento de calderas y esta nos servirá con su mayor rendimiento otra vez.

Al realizar estos pasos, vamos a disfrutar y aprovechar de los beneficios de la caldera, ya que esta a través de esta un combustible se transforma en una energía utilizable en forma de calor, mediante el calentamiento de un fluido, agua o aire, que circula mediante ella y que será utilizada para calefacción o para producir agua caliente.

Al haber distintos tipos de calderas, tienen distintos tipos de uso, ya que no se le va a dar el mismo uso a una caldera industrial, que a una hogareña. Encontraremos calderas a gas, gasoil, de pie, eléctricas, a circuito abierto, de baja temperatura, de condensación, individual, solo de calefacción. Pero para las calderas más grandes, a nivel industrial al servicio ya es otro, ya que necesitaremos de un experto en esto y distintos tipos de herramientas diseñadas para cada tipo de calderas. Cada una de estas necesita su mantenimiento lógico, y se les debe hacer un mantenimiento de calderas para que estas no se dañen y alarguen su vida útil, ya sea en nuestras casas o donde se deban implementar para su mejor uso y mayor rendimiento. Podemos decir entonces que, para realizar un buen mantenimiento de calderas lo más aconsejable es recurrir a una empresa especializada o a un profesional para que lo hagan de manera correcta.