calefaccion central logo

 

 

Mantenimiento de calderas a gasoil

El mantenimiento de calderas a gasoil no es una tare ardua ni complicada y puede realizarla usted mismo en su hogar con las herramientas de que disponga a mano. Es necesario realizar ciertas tareas de mantenimiento de manera periódica, aun que otras de ellas pueden realizarse más esporádicamente. El trabajo de mantenimiento le permitirá a la caldera realizar un trabajo óptimo y rendidor para calefaccionar el ambiente correctamente en el invierno. Además, el mantenimiento de calderas a gasoil previene los accidentes e impide que las calderas sufran averías o pérdidas de gas durante su funcionamiento, lo cual es evidentemente una precaución importante y necesaria para que no ocurran accidentes en el hogar o edificio donde se encuentra la caldera.

mantenimiento de calderas a gasoilEn el mantenimiento de calderas a gasoil algunas de las tareas y revisiones más complejas deben ser realizadas por un técnico o profesional matriculado por el gobierno, de manera de asegurar el eficaz rendimiento y funcionamiento de la caldera. Una de estas tareas consiste en el desarrollo de una limpieza anual de la caldera, la cual nos asegurará tres puntos importantes del funcionamiento de la caldera, en primer lugar, sirve para evitar futuras averías, también para reducir el gasto de combustible y por último, para prevenir el exceso de gases tóxicos expulsados al ambiente.

 
 

Algunas empresas ofrecen realizar el mantenimiento de calderas a gasoil con diferentes contratos, algunos de ellos que incluyen diferentes aspectos del mantenimiento, entre ellos, las tareas de reposición de piezas, repuestos, limpiezas de los quemadores, de la salida de gases, desplazamientos, servicios de mantenimiento de urgencia y mano de obra, entre otras. Las principales tareas en el mantenimiento de calderas a gasoil son, en primer lugar, la limpieza de los filtros del gasoil. Este procedimiento debe realizarse con mayor frecuencia, periódicamente, para evitar la acumulación de impurezas en el filtro. También debemos limpiar, siguiendo la tubería de gasoil, desde el depósito hasta el quemador, los demás filtros, el prefiltro, el filtro de línea y el de bomba, si es que la caldera cuenta con uno de estos. Para quitar todas la impurezas de los filtro lo que se debe realizar es frotarlos con un pincel o brocha embebidos en gasoil limpio. Luego, una vez limpios los filtros, sacamos el quemador de la caldera destornillándolo, para limpiarlo con un cepillo o con algún ventilador pequeño que se utiliza para quitar todo el polvo y suciedad que pueda tener en los rincones. Se debe limpiar en profundidad todas las piezas del quemador, que se irán desmontando una a una hasta haber terminado con todas. Por ello es que el mantenimiento de calderas a gasoil es tan importante.

¿Es fácil el mantenimiento de calderas a gasoil?

Estas tareas de mantenimiento de calderas a gasoil son sencillas y rápidas, y pueden realizarse de manera fácil si se cuenta con las herramientas necesarias, sin embargo, también puede ser un técnico el que las realice para mayor seguridad y para hacer el mantenimiento completo de la caldera. Sin embargo, sería recomendable intentar aprender a realizar estos pasos ya que la limpieza debe ser lo bastante frecuente como para que, luego de pasado un tiempo, no sea difícil remover la suciedad de los filtros. Los siguientes pasos en el mantenimiento de calderas a gasoil consisten en limpiar los electrodos y la boquilla inyectora, tarea que debe realizarse con un extremo cuidado. Estas dos piezas se pueden desgastar y romper con el uso prolongado, por lo que se deben reemplazar cada tanto por repuestos.

manutencion de calderos a gasoilSi se perciben fallos en el encendido de la caldera es probable que sucedan por el desgaste de estas piezas. En el fondo del quemador se encuentra la foto célula, que detecta la presencia de llama y se encuentra detrás de un círculo de vidrio que debe limpiarse para poder observar cuándo la llama está encendida. Para finalizar el mantenimiento de calderas a gasoil se debe limpiar el interior de la caldera, para lo cual podemos servirnos de una escoba de alambre o de paja, y también debemos limpiar de esta forma la chimenea y, en caso de que la caldera cuente con suministro de agua caliente, limpiaremos el serpentín. El mantenimiento de calderas a gasoil hogareñas es sencillo, pero cuando se trata de calderas industriales, el procedimiento debe ser realizado por un especialista. Cuando se trata de caldeas industriales, las tareas de mantenimiento son un tanto más complejas.

Se debe chequear la cantidad de aire y combustible en cuestión, la llama de la caldera y el nivel del tiro. Se verifican los sistemas de ventilación y todos los componentes para asegurar que no haya presencia de fugas. Existen cursos y tutoriales que pueden realizarse para el mejor desempeño de la tarea de mantenimiento de estas calderas, y para poder realizarlo uno mismo con seguridad y confianza, ahorrando de esta manera el costo que implica la revisión por parte de un técnico. Una ventaja del mantenimiento de calderas a gasoil que consiste en ser fácil y no muy costoso es resultado del uso mismo de gasoil como combustible, el cual evita la corrosión del sistema y le brinda una mayor durabilidad. Podemos decir entonces que, el mantenimiento de calderas a gasoil es sencillo de realizar, pero siempre es recomendable contratar a un experto para que realice estas tareas.