calefaccion central logo

 

 

Mantenimiento de calefaccion

Cuando se adquiere un producto como es el caso de los dispositivos de calefacción, se debe de hacer periódicamente una revisión del estado para evitar problemas en el funcionamiento. En el mismo sentido, el mantenimiento de calefacción es una tarea sumamente compleja de ser ejecutada, por lo tanto es importantísimo que los trabajos los lleven adelante personas que se encuentran capacitadas. Vale destacar, que el mantenimiento de calefacción no se realiza de igual modo para todos los modelos y sistemas de calefacción, sino que por el contrario hay modelos que necesitan revisiones más complejas y más periódicas, mientras que por el otro lado existen otros que no demanda de tanta atención y tantos trabajos de mantenimiento. Por ello se aconseja consultar a un especialista en el momento que se instala la calefacción para saber si resulta necesario hacer el service o si por el contrario, con revisiones sencillas alcanza y sobra.

mantenimiento de calefaccionEn cualquier caso es un profesional quien debe decidir esto o a través de una consulta a la empresa que ha fabricado el calefactor, estufa, etc. Una vez que se concreta este primer pasó, es decir, que ya se sabe que hay que hacer el mantenimiento de calefacción, lo siguiente que se debe hacer es contratar a la persona adecuada para realizar los trabajos. Aquí se recomienda solamente hacer la contratación de una empresa especializada en mantenimiento de calefactores o calderas, o bien un trabajador independiente, quien debe acreditar indefectiblemente que dispone de una preparación educativa profesional en la materia.

 
 

Generalmente en muchos países del mundo, trabajadores de este tipo, es decir, encargados de realizar el ya mencionado mantenimiento de calefacción, son obligados a tener estudios que los matriculen como especialista en la tarea. Este control que a priori podría resultar menor, en la práctica es muy importante ya que hay ciertos sistemas de calefacción que son muy complejos en cuanto a su estructura y funcionan gracias al empleo de combustibles potencialmente explosivos, por lo tanto, un mal mantenimiento puede generar serios accidentes que resultan potencialmente riesgosos para la integridad física de las personas que viven en la edificación en cuestión. Es lamentablemente muy común que hoy en día personas que no realizan el chequeo periódico del calefactor o a la estufa, sufran de intoxicaciones con monóxido de carbono producidas por un mal funcionamiento del aparato, intoxicaciones que ale destacar son en la mayoría de los casos mortales. En síntesis, para evitar este problema y otros similares más o menos graves, es siempre positivo realizar el ya mencionado mantenimiento de calefacción.

¿Cuántos tipos de mantenimiento de calefacción existen?

manutencion de calefaccionPodemos afirmar que hay dos tipos de mantenimiento de calefacción, uno que se realiza a través de un profesional y es recomendado para los casos en donde el sistema que se empela para calefacción es muy complejo como es el caso de una caldera central, y otro tipo de service que lo puede hacer el mismo usuario con simples herramientas. En relación a este último se puede decir que es el mejor para los calefactores pequeños o las estufas tradicionales, ya que la complejidad de estos dispositivos no es demasiada. En primer término el usuario debe saber qué tipo de estufa o calefactor cuenta, para así poder elaborar la mejor estrategia de mantenimiento. Si se trata por ejemplo de un calefactor a gas, se debe chequear que la salida del monóxido de carbono generado por la combustión se encuentre libre de cualquier obstáculo; también se debe analizar a través de una simple mirada que el color de la llama no se naranja o rojiza, dado que debe ser azulada.

Si se da el primer caso, es mejor llamar a un especialista que revise el dispositivo y haga el mantenimiento de calefacción. Si en cambio el sistema de calefacción instalado es más complejo, la revisión la debe llevar adelante el profesional. Se suele hacer el mantenimiento de calefacción cada un mes o cuando alguno de los usuarios detecta algún tipo de mal funcionamiento o merma en el rendimiento. Está de más decir que cuanto mayor es la edad o el tiempo que ha tenido funcionando la calefacción, el mantenimiento tendrá que hacerse menos especiado, o sea, en una frecuencia de tiempo menos extensa.

Las tareas específicas que se ejecutan para mantener funcionando la calefacción dependen del diagnóstico que el especialista realice y también del tipo específico de dispositivo de que se trate; sin embargo dichas tareas pueden ser limpiados de partes críticas, revisión de estado de dichas partes, reemplazo de pequeñas partes o reemplazo de grandes elementos. Destaquemos que hay ciertas situaciones, cuando no se han realizado las tareas de mantenimiento recomendadas, en donde el dispositivo de calefacción ha quedado muy dañado y no puede reparase, por lo que resulta necesario hacer el reemplazo de la totalidad de los dispositivos, generando un gasto económico muy superior al costo que tiene el mantenimiento de calefacción.