calefaccion central logo

 

 

Instalacion de las calderas de gas estancas

En este artículo en particular hablaremos de la instalación de las calderas de gas estancas, sus diferentes sistemas y tarifas. Las calderas de gas estancas son aquellas que absorben el aire para la combustión desde el exterior y expulsan los gases de residuo también al exterior sin que estos entren en contacto con el lugar donde se encuentra ubicada la caldera. Para la instalación de las calderas de gas estancas se requiere, en primer lugar, de un codo de noventa grados y de un tubo concéntrico de al menos 1 metro de longitud. Estos tubos son dobles pero su apariencia externa es de un solo tubo. Algunas calderas cuentan con un extractor que es una especie de ventilador que absorbe el aire y expulsa los gases hacia el exterior.

instalacion de las calderas de gas estancasPara la expulsión de los mismos no se requiere de una chimenea ya que el tubo concéntrico se coloca de manera perpendicular a la caldera gracias al codo de 90 grados. Algunas empresas que se dedican a la instalación de las calderas de gas estancas incluyen en el costo del trabajo estos elementos, el tubo y el codo, pero los excedentes necesarios, es decir, de más de un metro, son generalmente cobrados aparte. La instalación de las calderas de gas estancas es recomendable debido a que gracias a su salida de humos no genera inconvenientes para la salud de los habitantes, pues el lugar de donde la caldera absorbe el aire no resulta contaminado por los gases que expulsa la misma. Las precauciones y recomendaciones más importantes que se deben tener en cuanto a la instalación de las calderas de gas estancas son las concernientes a la seguridad. La instalación debe ser llevada a cabo por empresas y técnicos matriculados y expertos en el área, así como también el mantenimiento de las calderas. Para poder proceder con la instalación, es necesario, en el edificio donde se desea llevarla a cabo, contar con un conducto para la salida y entrada de gases y en caso de que ya exista el mismo, conocer si es de uso colectivo o individual. El proceso de instalación de las calderas de gas estancas comienza por la selección de la ubicación de los radiadores, la distribución de las tuberías y la colocación de la caldera en el lugar correspondiente. De ser necesario, se realizara un replanteo de las ubicaciones, y una vez terminados los planos del proyecto se comienza con la colocación de los soportes para los radiadores en las paredes ya pintadas.

 
 

Los tubos que se utilizan deben ser preferiblemente de acero negro o de cobre y deben estar aislados con PVC. Luego se procede por la colocación de la planta de montaje de la caldera y de la distribución de la salida y entrada de humos. Si la caldera contará con termostato, éste debe conectarse a la fuente de poder en la pared cerca de la caldera.

montaje de los peroles de gas estancosUna vez finalizada la instalación de las calderas de gas estancas se realizan las pruebas correspondientes a la temperatura generada, y para verificar que no se produzcan estancamientos. Se debe verificar que los radiadores climaticen correspondientemente cada habitación y se debe chequear que no existan fugas en ninguna parte de la red, ni en las válvulas de los radiadores, ni en la caldera estanca en sí misma. En algunos casos, para poder llevar a cabo la instalación de las calderas de gas estancas, se deben realizar ciertas reformas en los edificios en que se desea llevar a cabo la instalación. Esto ocurre cuando, por ejemplo, no se cuenta con un conducto que pueda servir de salida para los tubos concéntricos dedicados a la toma y expulsa de los gases. Además, esto puede ocurrir también cuando el espacio destinado para colocar la caldera no es lo suficientemente grande o cuando se cuenta con una salida de humos hacia la fachada, la cual debe ser reorientada hacia otro extremo del edificio.

Este último caso se suele dar cuando se contaba anteriormente a la instalación de las calderas de gas estancas con una caldera atmosférica. Estas calderas tienen una salida de humos hacia los frentes de los edificios, ocasionando manchas en las paredes de los mismos.

La instalación de las calderas de gas estancas es obligatoria cuando la caldera atmosférica no posee una salida de humos por chimenea y en lugar de ello realiza la expulsión de gases hacia la fachada. Esto se debe a que la salida de humos hacia la fachada o vereda estará prohibida cuando se realicen los cambios de las calderas atmosféricas ya existentes, por otras. Gracias a su sistema de salida de humos la instalación de las calderas de gas estancas puede realizarse en cualquier lugar, ya sea exterior o interior, en el sótano o en la terraza, incluso dentro de un armario, y no tendrá inconvenientes debido a que los gases de la combustión no entran en contacto con el ambiente donde la caldera se encuentra. En el caso de instalarla en un lugar muy alejado de las habitaciones que se desean calefaccionar, el consumo será mayor, pero el espacio que ocupe no será de tanta preocupación. Por ello es que la correcta instalación de las calderas de gas estancas es tan importante para su buen funcionamiento, y así evitar fallas o accidentes a futuro.