calefaccion central logo

 

 

Instalacion de calefaccion

Para realizar una correcta instalación de calefacción lo más recomendable es contar con la ayuda de los especialistas en el área, sobre todo cuando se trata de la instalación de un sistema a gas, o de una instalación de calefacción central, es decir, con caldera y tuberías, o cuando simplemente no se está seguro de que se podrá realizar el trabajo de manera autónoma. Además, existen ciertas normativas y ciertas precauciones que se deben tener en cuenta por cuestiones de seguridad y para evitar todo tipo de accidentes.

instalacion de calefaccionUna instalación de calefacción puede ser una tarea sencilla si se trata de un artefacto eléctrico, como por ejemplo, los caloventores o las estufas eléctricas, que se enchufan directamente a la fuente de poder y comienzan a funcionar.

Para llevar a cabo una eficiente instalación de estos artefactos sólo basta con seguir las instrucciones de los manuales o los consejos de los especialistas que nos proveen los artefactos. Las precauciones son importantes cuando se realiza la instalación de calefacción eléctrica, antes que nada, se debe cortar la energía en el hogar para evitar accidentes y luego podemos proceder con el trabajo de manera tranquila y cuidadosa. En el caso de la instalación de calefacción a gas natural, las precauciones ante una fuga deben ser mayores.

 
 

En este caso se recomienda que la instalación la realice un técnico matriculado o un gasista. La complejidad de una instalación de calefacción difiere en cuanto al sistema de calefacción del que se trate, así como su costo. Muchas son las empresas que se dedican a proveer servicios de instalación de calefacción, y los costos de dichos trabajos variarán dependiendo de varios factores. En el caso de las instalaciones de calefacción individual y dependiendo de la fuente de combustible que utilicen, los costos serán más bajos que en el caso de la calefacción centralizada, pues la individual es más simple y rápida. En cambio, cuando se trata de calefacción centralizada, en que el calor es distribuido a varios sectores de un edificio, el proceso es más complejo y arduo y requiere de una mayor mano de obra. Los primeros aspectos a tener en cuenta en este trabajo son las diferentes distribuciones de las tuberías, de los emisores de calor que se usarán, que pueden ser radiadores, y la ubicación de la caldera. Y luego se procede por el montaje y la colocación de cada elemento mencionado y la prueba de su funcionamiento. Por ello es que la instalación de calefacción es tan importante en la industria moderna.

Ejemplos de instalación de calefacción

En los casos de instalación de calefacción centralizada que funcionan con agua caliente, existen dos alternativas que varían en formato, costo y eficiencia. Estos dos sistemas son el monotubular y el bitubular. El primero de ellos consiste en un sistema de radiadores que reciben el agua por una tubería simple, la cual se distribuye en el primer radiador y de éste pasa al segundo, y de el segundo al siguiente y así sucesivamente. El problema de este sistema, que si bien no utiliza demasiadas tuberías, si se trata de un número grande de radiadores, los últimos no recibirán tanto calor y el calor del agua irá disminuyendo progresivamente hacia el final del recorrido de las tuberías. En cambio la instalación de calefacción bitubular es más cara pero sus resultados son más eficientes debido a que se trata de una distribución de los radiadores en paralelo, y cada uno de ellos recibe agua caliente por una tubería separada, por lo cual el agua es distribuida a la misma temperatura hacia todos y cada uno de los radiadores.

colocacion de calefaccionGeneralmente el sistema monotubular se usa en redes de calefacción central que no superen la cantidad de cuatro radiadores. La instalación de calefacción por caldera varía dependiendo del combustible que utiliza dicha caldera. En el caso de las calderas a gasóleo, éstas pueden instalarse en los sótanos o subsuelos, pero aquellas calderas que utilicen gas natural, en cambio, no se recomienda instalarlas en dichas habitaciones debido a que, en caso de que ocurra una fuga, los gases generalmente no pueden evacuarse y se generaría un foco de gas que es peligroso y puede causar explosiones.

En los casos de las calderas de gas conviene situarlas en los espacios más abiertos, a la intemperie, por ejemplo en las azoteas, protegidas de la lluvia. Además de estas consideraciones, las salas donde se instalan las calderas deben ser mayores de 1 metro por 1 metro para la correcta ventilación de las calderas.

Los aspectos más generales a tener en cuenta en una instalación de calefacción son, entre otras, la correcta distribución de los artefactos y elementos componente de la red, realizar correctamente las soldaduras y montajes, verificar el aislamiento térmico de cada componente según la normativa vigente, comprobar la ventilación, chequear posibles fugas, y luego de haber comprobado el sistema, se realiza un examen periódico del funcionamiento de la red de calefacción. Las normativas de instalación de calefacción en edificios y hogares se deben conocer antes de realizar las instalaciones. El modelo de distribución de las tuberías y emisores de calor debe ser realizado por alguien especializado y que conozca las normas de seguridad a tener en cuenta.