calefaccion central logo

 

 

Calderas de gas de doble flujo

El artículo que se desarrollará a continuación pretender aportar información sobre las calderas en términos generales. Pero busca hacer un especial hincapié en un modelo, o un tipo de caldera en especial con determinadas características particulares, las calderas de gas de doble flujo. Para poder hablar y hacer alusión a las calderas de gas de doble flujo, es necesario explicar como es que funciona una caldera común o tradicional en términos generales, para poder establecer luego diferencias y similitudes. Para comenzar, es importante plantear que la caldera es el elemento en el cual se calienta el agua, en los dispositivos de calefacción, la caldera es el instrumento en el cual se logra calentar el agua gracias a algún combustible. Luego el agua caliente se distribuye mediante una red de tuberías a lo largo de los ambientes.

peroles de gas con flujo dualPor lo general, los sistemas de calefacción que constan de caldera, en este caso las calderas de gas de doble flujo, poseen al mismo tiempo un hogar, lugar donde se genera y se produce la combustión correspondiente para que este sistema pueda funcionar. Al mismo tiempo, cuenta con un intercambiador de calor, lo que permite que el agua se caliente, y también necesita de sistemas o elementos que permitan eliminar los gases que se generan por la misma combustión. Es importante mencionar, que hay una amplia variedad de tipo de calderas, las mismas se diferencian por el modo en que se genera la combustión, por el modo en que funciona el hogar, y por el tipo de combustible que se utiliza.

En este caso, buscamos aportar información sobre las calderas de gas de doble flujo, caldera que funciona gracias a un tipo particular de combustible, el gas, pero que al mismo tiempo, posee un sistema de doble flujo. Entonces, ¿qué es un sistema de doble flujo? Este sistema lo que implica es lograr dividir el tubo concéntrico de una caldera en dos. Las calderas tienen un tubo del tipo concéntrico, el cual se utiliza para poder expulsar los gases, y otro para poder colocar el aire. Con los sistemas de doble flujo lo que se genera es esta nítida separación, es decir, se separa de manera correcta el aire que entra y los gases que salen. Este tipo de sistema, es sumamente necesario en las calderas de gas, ya que son estas por el tipo de combustible que utilizan uno de los sistemas de calefacción que más combustión realizan y llevan a cabo, es por ello que es muy importante que existan cada día más y que se fomente la instalación de calderas de gas de doble flujo. Cabe mencionar, que este tipo de sistema evita graves inconvenientes y acumulaciones de gases altamente peligrosos para los seres humanos, al mismo tiempo, lo que evita es que el aire puro se mezcle con los gases eliminados.

 
 

calderas de gas de doble flujoEs importante mencionar que, las calderas de gas de doble flujo, se están convirtiendo en una excelente alternativa que permite resolver estas cuestiones. Existen en la actualidad muchas leyes que exigen que un determinado funcionamiento en las calderas, para generar un funcionamiento óptimo, y el sistema de doble flujo ofrece amplias posibilidades de responder a las normativas actuales, sobre todo para las calderas del tipo estancas. Cabe destacar, que una de las cuestiones que ofrece el sistema de doble flujo es la de poder colocar más metros de chimenea, en la mayoría de los casos los sistemas de calderas común permiten chimeneas de alrededor de tres metros y medio, pero los sistemas de doble flujo permiten chimeneas de más de quince metros, siendo esto un gran beneficio para edificios, viviendas que se encuentran muy cercanas, entre otros casos. Podemos afirmar entonces que este sistema de doble flujo es una excelente alternativa en la actualidad.

Sin embargo, hay que ser muy cauteloso a la hora de instalar calderas de gas de doble flujo. Al tratarse de un sistema de calefacción, hay que ser cuidadoso a la hora de realizar y llevar a cabo la instalación, siendo necesario consultar especialistas en el tema para que estos puedan asesorar y ofrecer los mejores modelos y sistemas. En muchos casos, puede suceder, que los fabricantes busquen vender este tipo de producto, es decir, las calderas de gas de doble flujo, con determinados accesorios y elementos, los cuales quizás no son necesarios para poder resolver las necesidades requeridas.

Es decir, que hay que tener cuidado ya que muchos fabricantes buscan solo vender. Es por ello, que se hace necesario consultar varias opiniones sobre el tema para poder realizar una evaluación pertinente. Para concluir, es importante destacar que las calderas de gas de doble flujo, poseen un sistema que permite solucionar ciertos problemas que se presentan en los sistemas de calderas convencionales. Son dispositivos modernos que se adaptan a las nuevas normativas que deben respetar los sistemas de calefacción de caldera. Sin embargo, no hay que dejar de ser cauteloso y cuidadoso a la hora de evaluar la posibilidad de comprar uno de estos modelos. Por ello es que las calderas de gas de doble flujo son tan seguras y eficaces.