calefaccion central logo

 

 

Arreglos de las estufas a gas

Es preciso tener una idea de cuales serán los arreglos de las estufas a gas, cuando estas comienzan a funcionar mal o a tener problemas recurrentes. Se deben revisar los equipos para percibir donde se encuentran las fallas, no es tan complicado de hacer por lo que cualquier usuario puede intentar inspeccionar el aparato para encontrar la falla. Si se logra ubicar la razón del mal funcionamiento del aparato, probablemente se pueda recurrir a un profesional planteándole un problema concreto y eso puede que represente un ahorro o una mejor atención para llevar a cabo los arreglos de estufas a gas.

En este breve articulo brindaremos al lector unos pocos consejos que pueden llegar a servirle de ayuda para revisar las fallas y entender cuales son los arreglos de las estufas de gas que deben llevarse a cabo, en alguna ocasión podrán ser realizados por el mismo usuario, pero en la mayor parte será mejor consultar con un gasista profesional experimentado. Revisar una estufa de gas es una tarea simple pero es preciso tomar algunos recaudos para evitar problemas, por ejemplo, desconectar todos los cables de energía eléctrica puede ser una medida simple de prevención.

arreglos de las estufas de gasAlgunos aparatos tienen accesorios eléctricos que pueden ser una de las causas de los problemas, por eso también es preciso revisarlos. El olor a gas es una de las principales señales que pueden demostrar que algo debe andar mal, por eso hay que estar atentos y apagar los pilotos que permanezcan encendidos si se percibe olor a gas, como otra medida de seguridad. Los arreglos de las estufas a gas por lo general se deben a pequeñas fugas de gas que se llegan a percibir, esto además de ser peligroso, causa un decrecimiento en la efectividad de los equipos produciendo que se desperdicie combustible.

En casi todos los casos se coloca una llave de corte del suministro de gas cerca de las estufas, es preciso que esta llave este cerrada para poder determinar si la fuga se encuentra en el artefacto de calefacción o en la tubería de gas. Si se sigue percibiendo olor a gas probablemente no sean arreglos de las estufas de gas lo que se deba hacer, sino un arreglo en lo que es la tubería, muchas veces se desgastan las uniones o se crean pequeñas fisuras en los caños lo que provoca que el gas se pierda. Cuando se trate de arreglos en las tuberías de gas, si no se cuenta con la experiencia necesaria, se debe llamar a un profesional que se haga cargo de la situación, ya que el gas es un combustible y puede ser bastante peligroso. De esta manera, queda claro que la falla muchas veces puede provenir de la misma instalación de gas o también de las partes eléctricas. Por ese motivo, antes de desarmar las estufas de gas, es preciso comprobar que en ellas reside el problema. Por ello es que los arreglos de estufas a gas deben realizarse por expertos en el rubro.

 
 

¿Quién debe hacer los arreglos de las estufas a gas?

restauracion de los climatizadores a gasMuchas veces los arreglos de las estufas a gas son muy sencillos, los pueden realizar los usuarios mediante una serie de ajustes mecánicos muy simples, solo es necesario saber cuales son esos ajustes a realizar para no descalibrar alguna otra cosa. Uno de los problemas mas frecuentes, por ejemplo, es cuando la estufa calienta demasiado. En este caso, lo que se puede hacer es revisar las ventilaciones, que por lo general suele ser uno o dos orificios colocados en la parte trasera. En algunos modelos mas modernos, estos orificios se encuentran en la parte de debajo de los quemadores, lo único que es preciso hacer es verificar que no tengan roturas o agrandamientos ni obstrucciones o alguna otra anormalidad.

Otro de los arreglos de estufas a gas simples y que puede hacerlo cualquier usuario, es en el caso de que la estufa tenga irregularidades en el mantenimiento de la temperatura, es decir, que no logre una constancia en la temperatura fijada por los dispositivos de control o bien que se produzca una “transpiración” en la superficie de la estufa, es decir, que brote agua de la misma. En ambos casos lo que se debe hacer es simplemente verificar si las juntas herméticas se encuentran correctamente selladas o si presentan algún tipo de agrietamiento, si están gastadas o simplemente se han roto.

Estas juntas también deben revisarse en el caso de percibir humo brotando de las estufas. Muchas veces los arreglos de estufas a gas se pueden hacer rápidamente y sin la necesidad de reemplazarlas por equipos nuevos. Una gran cantidad de repuestos se pueden conseguir en ferreterías o tiendas especializadas, por lo que solamente cambiar una pieza rota, en mal estado o disfuncional no debe presentar gran problema. La mayoría de los arreglos de estufas de gas son sencillos y fáciles de llevar a cabo, además, muchas veces los repuestos son bastante económicos, por lo que la posibilidad de hacerlo uno mismo también determina un ahorro de dinero ya que no es necesario pagarle a un profesional por hacer una tarea mínima. Podemos decir entonces que, si alguno de nuestros calefactores tiene algún problema lo más recomendable es llevarlo a un técnico para que este lo solucione, puesto que hacer los arreglos de estufas de gas por nuestra cuenta es un riesgo que no deberíamos llevar a cabo.