calefaccion central logo

 

 

Placas electricas de calefaccion

Las placas eléctricas de calefacción, también llamadas en algunos casos, esteras térmicas, consisten básicamente de un circuito eléctrico con resistencias optimizadas, es decir que emite energía de manera radiante. Estos circuitos se encuentran encapsulados en placas que pueden ser de diversos materiales como fibra de vidrio, poliéster, entre otros. Las placas eléctricas de calefacción se fabrican mediante un proceso especial de moldeo por presión y temperatura, con lo cual se busca obtener en esta placa, una pieza única, firme, ligera y sobre todo resistente, lo cual permite varias ventajas, entre las cuales podemos encontrar principalmente una instalación sencilla y un mantenimiento prácticamente nulo ya que estas placas no acumulan suciedad de ningún tipo.

placas electricas de calefaccionLas placas eléctricas de calefacción cuentan con tres ventajas principales que se pueden observar de manera casi inmediata cuando se comienza a utilizar este tipo de sistema. En primer lugar, la ventaja que podemos observar desde el comienzo es el bajo costo de uso. Las tarifas de la energía eléctrica son una de las preocupaciones de primer orden en cualquier sitio, ya sea que se trate de una casa de familia o de una empresa o en una fabrica, por lo que las compañías que trabajan en la producción de este tipo de sistemas de calefacción eléctrica, dedican sus esfuerzos a tratar de disminuir los gastos que puedan surgir por causa de estos mismos productos.

Por ese motivo, en los últimos años, se ha producido una evolución muy favorable para el bolsillo del consumidor, en lo que se refiere a las placas eléctricas de calefacción ya que también existe una gran competencia dentro del mercado con las energías alternativas como la energía solar, entre otras. Otra de las ventajas que implica la utilización de placas eléctricas de calefacción tiene una estrecha relación con el control del consumo, es decir, el usuario puede llevar un mejor control del gasto eléctrico, de una manera mucho mas sencilla y transparente, esto se debe a la gran precisión que tienen los sistemas de regulación de la energía eléctrica, de manera que todos los dispositivos de este tipo están diseñados especialmente para poder adaptarse a las diferentes necesidades que pueden surgir según cada instalación en cada casa, oficina o establecimiento que sea. La tercer ventaja principal que podemos mencionar acerca de las placas eléctricas de calefacción están relacionadas con la higiene y la seguridad que proveen estos artefactos, el uso de la energía eléctrica como una fuente de energía segura que no precisa de tubería ni de complejos sistemas de almacenaje, como si lo hacen los sistemas de calefacción por agua o los sistemas de placas de energía solar, que necesitan acumular la energía en baterías de gran tamaño. Por ello es que las placas eléctricas de calefacción tienen tanto éxito en la industria moderna.

 
 

Ventajas de las placas eléctricas de calefacción

Las placas eléctricas de calefacción tienen una característica muy importante que en relación con la mayoría de los sistemas de calefacción, termina siendo una ventaja muy amplia, no emite ningún tipo de humo o gases a la atmósfera, es decir que no puede poner en riesgo la salud de los usuarios. Por lo general, la mayoría de los métodos de calefacción implican algún tipo de combustión, ya sea con gas o con combustibles como el kerosén, de modo que emiten humo o gases, pero los sistemas eléctricos no lo hacen. Por otra parte, las placas eléctricas de calefacción son de fácil limpieza y además no precisan de muchas tareas de mantenimiento, ya que la calidad del producto está garantizada.

laminas electricas de climatizacionLas placas eléctricas de calefacción pueden conseguirse en distintos tamaños, desde los modelos estandarizados hasta los modelos personalizados de esteras térmicas, siempre es preciso observar los catálogos y las facilidades que permiten las empresas fabricantes, ya que en muchos casos, estas empresas cuentan con las posibilidades de adaptar los productos a las necesidades y requisitos que el cliente propone. En este sentido, hay algunas características que pueden ser modificadas para adaptarse a estas necesidades, por ejemplo, el voltaje.

Por lo general, las placas eléctricas de calefacción se fabrican para conectarse a la red eléctrica de 220 voltios, pero se pueden hacer algunas modificaciones en el circuito eléctrico interno para que estos artefactos puedan aceptar tensiones de alimentación distintas, por lo general mas bajas, es decir 120 voltios o menos.

La potencia es otro de los factores que pueden ser modificados de alguna manera para adaptarse a las necesidades de los usuarios, este factor depende a su vez de la resistencia eléctrica que es incorporada en su interior en el proceso de fabricación, lo que se obtiene principalmente por la modificación de la potencia es también el cambio en la temperatura que pueda desarrollar la placa misma, de modo que si elevamos la potencia, también elevamos la temperatura. estos son los principales cambios de parámetros a nivel funcional que se pueden realizar, pero también pueden hacerse algunas modificaciones en cuanto a lo estético, por ejemplo, mediante la adición de diversos pigmentos, se puede dar colores diferentes a la resina. Por otra parte, mediante practicas de moldeado, se pueden dar formas diversas a la placa, lo cual no cambia la funcionalidad de la misma, pero si su estética. Podemos decir entonces que, las placas eléctricas de calefacción poseen muchas virtudes, son económicas, su gasto energético es bajo, son muy estéticas y durables y además vienen en diferentes modelos y diseños.