calefaccion central logo

 

 

Calderas de calefaccion de gasoil

En este artículo en particular hablaremos de las calderas de calefacción de gasoil, sus diferentes modelos y características más importantes. Las calderas de calefacción de gasoil utilizan como combustible el gasóleo C, también conocido como gasoil o diésel. Este combustible es de alto rendimiento y no es riesgoso para la salud. Las calderas de calefacción de gasoil se clasifican según el tipo de combustión que realicen. Podemos encontrar, bajo este criterio de clasificación, calderas de gasoil de combustión por condensación o de baja temperatura. También se las puede clasificar según su capacidad, su potencia o según si son de pie o si van amuradas a la pared.

calderas de calefaccion de gasoilLas calderas de calefacción de gasoil consiguen un alto rendimiento del uso del combustible gasoil, a diferencia de otras calderas de calefacción que utilizan otros gases. Este aprovechamiento de la energía llega a ser desde un 20 hasta un 40 por ciento más eficaz que el de las calderas tradicionales. Las calderas de calefacción de gasoil que emplean el sistema de condensación llegan a rendir hasta más de un 100 por ciento, consiguiendo un rendimiento mayor al 40 por ciento en comparación con las calderas convencionales. Esto supone un ahorro de energía importante y, por lo tanto, un gasto económico mucho menor.

El funcionamiento de las calderas de condensación consiste en el aprovechamiento de la energía liberada en los cambios de estado del gasoil, el cual es convertido de estado líquido a estado gaseoso, y viceversa. Este método no puede realizarse con otro tipo de combustible debido a los riesgos de corrosión de los gases. Estas calderas enfrían los gases que están presentes en el ambiente hasta condensarlos. En eso consiste su mayor rendimiento. Las calderas de calefacción de gasoil de baja temperatura rinden entre un 90 y un 95 por ciento, consiguiendo como resultado un ahorro de energía de más del 20 por ciento con respecto a otras calderas comunes. A pesar de trabajar a baja temperatura, consiguen resultados tan eficientes como las calderas de condensación o las tradicionales y pueden calentar el agua a la temperatura necesaria (entre 70 y 90 grados centígrados) para el funcionamiento de un sistema de radiadores. A diferencia de otras, las calderas de baja temperatura puede lograr este calentamiento a una temperatura mucho menor. Por ello es que las calderas de calefacción de gasoil son tan usadas en la industria moderna.

 
 

¿Qué potencia tienen las calderas de calefacción de gasoil?

La potencia necesaria para el funcionamiento óptimo de las calderas de calefacción de gasoil dependerá de las dimensiones de la habitación o edificios a los que deban proporcionar calefacción. Por ejemplo, para viviendas de 120 metros cuadrados, se recomiendan calderas de 20 mil calorías, o para dimensiones de 210 metros cuadrados deben usarse calderas de 30 mil calorías. En cuanto a los edificios y habitaciones de mayores dimensiones, como de 320 metros cuadrados o más, requieren del uso de las calderas de mayor capacidad, es decir, las de 45 mil calorías. Otro criterio bajo el cual se puede clasificar a las calderas es dependiendo del lugar del que tomen el aire para producir la combustión y el lugar donde liberen los gases.

calderos de climatizacion de gasoleoLas calderas de calefacción de gasoil atmosféricas son las que toman el aire del lugar donde se encuentran y desechan los gases hacia una chimenea del mismo edificio o habitación. Estas calderas, antiguamente podía generar problemas de intoxicación si las chimeneas no tenían un sistema purificador de aire. Actualmente, el riesgo se ha reducido debido a la implementación de un detector de gases en las chimeneas. Otro tipo de calderas de calefacción de gasoil que se clasifican con el mencionado criterio son las calderas estancas.

Las mismas obtiene el aire desde el exterior, y los gases son expulsados mediante un orificio aparte hacia una cámara cerrada, por lo cual no se mezclan con e ambiente y así se evitan los riesgos de intoxicación. El uso de calderas de calefacción de gasoil es un método de climatización antiguo, no obstante, ha recibido innumerables mejoras y actualmente se presenta en diferentes y variadas tecnologías, como ya hemos expuesto.

La normativa vigente actual en los países de Europa, y que lentamente se está validando en el resto del mundo, que expone las reglas que deben cumplir las calderas de calefacción de gasoil, prohíbe el uso de las calderas atmosféricas de tipo forzado, las cuales son como las atmosféricas pero difieren de estas en que poseen un ventilador que expulsa los gases hacia el ambiente exterior. Las calderas de condensación son actualmente las más fabricadas, debido a su alto rendimiento, su seguridad y bajo riesgo de contaminación. Las calderas de tipo forzado deben ser reemplazadas en eventuales cambios por los otros tipos de calderas, ya que no cumplen con todos los requisitos de la nueva normativa. Si bien esta no implica que las que ya están instaladas sean inmediatamente reemplazadas, cuando se realicen cambios o nuevas instalaciones ya no podrán ser utilizadas. En cuanto a los costos, existen calderas de calefacción de gasoil de primera marca en todo el mundo que ofrecen óptimos resultados a un precio accesible.