calefaccion central logo

 

 

Liquido para radiadores electricos

En este párrafo hablaremos del líquido para radiadores eléctricos, su utilización y características. Los radiadores eléctricos de calefacción son emisores de calor que funcionan con energía eléctrica, con la cual calientan unos fluidos térmicos de variada procedencia y con diferentes características. A continuación desarrollaremos los principales tipos de líquido para radiadores eléctricos. El líquido para radiadores eléctricos es por lo general un fluido térmico que se calienta en el interior del radiador y que emite ese calor concentrado al ambiente durante un período bastante prolongado. Existen otros radiadores eléctricos que utilizan aceite como conductor del calor.

Los líquidos o fluidos térmicos tienen le ventaja de permanecer calientes por muchas horas, aun luego de haber apagado los radiadores, por lo cual continúan generando calor que se distribuye al ambiente mediante la convección, y de esta manera climatizan empleando un gasto de energía menor que otros sistemas o radiadores tradicionales, tales como los de agua o vapor.

liquido para radiadores electricosLa manera en que distribuyen el calor al ambiente es mediante el principio de la convección, el cual consiste en la emisión del aire caliente al ambiente por su densidad, que al ser menor que la del aire frío, hace que suba y caliente de manera constante un ambiente cerrado. El líquido para radiadores eléctricos se comercializa en las grandes casas de calefacción y de comercialización de radiadores. Su uso es actualmente muy popular y hasta se han creado nombres especiales y diferentes como estrategias de marketing por empresas que realizan la comercialización de este tipo de radiadores.

 
 

Un ejemplo de ellas es la conocida denominación de calor azul que se le da por parte de la empresa que los produce a ciertos radiadores eléctricos, que utilizan un líquido que también es comercializado bajo ese nombre, pero que consiste en un sencillo fluido térmico que se calienta en el interior de la resistencia del radiador y que emana ese calor al ambiente. Otra característica que distingue los diferentes tipos de líquido para radiadores eléctricos es su nivel de conductividad del calor y de resistencia alas altas y bajas temperaturas. La gran ventaja de los fluidos térmicos es que funcionan tanto para calefaccionar como para refrigerar, creando una herramienta de climatización para las frías épocas invernales y para los veranos calurosos. Los diferentes tipos de líquido para radiadores eléctricos pueden llegar a tener una alta resistencia a las temperaturas que varía entre los menos 40 grados centígrados y hasta los más de 300 grados centígrados. La gran ventaja de estos radiadores es que son fáciles de instalar y prácticos para ser utilizados en toda la casa, ya que se presentan en modelos portátiles o de tipo murales, de diferentes tamaños y además, son muy eficientes en aquellas zonas donde el frío no es muy intenso. Pero su desventaja es que no producen un rendimiento extra, sino que lo que gastan en kilovatios es la misma cantidad de calor que producen en calorías. Por ello es que el líquido para radiadores eléctricos es tan importante.

¿Qué función cumple el líquido para radiadores eléctricos?

liquido para climatizadores dielectricosOtro tipo de líquido para radiadores eléctricos presenta una alta transferencia térmica más la ventaja de poseer una alta estabilidad y baja viscosidad para un mejor aprovechamiento del mismo. Los termostatos o reguladores controlan la circulación del líquido para radiadores eléctricos y la temperatura del emisor, para evitar que la misma se eleve a temperaturas mayores a la norma o la deseada por el usuario del radiador. El aprovechamiento de los radiadores eléctricos al máximo se obtiene utilizándolos por la noche debido a que varias zonas cuentan con bajas tarifas nocturnas, y gracias a que el líquido para radiadores eléctricos puede continuar emanando calor luego de varias horas de haber sido calentado, aun si el aparato está apagado, esta es una buena manera de ahorrar en costo de energía obteniendo el mismo calor por el día.

Algunas empresas utilizan un líquido para radiadores eléctricos sintético, que es inocuo y no tóxico, libre de procesos de reciclaje y con una muy buena garantía. Este líquido es redistribuido por el radiador en caso de que su termostato detecte la más mínima diferencia de temperatura entre la que se desea obtener, la cual es estipulada por el usuario, y la emitida, para que el calor vuelva a la temperatura buscada. Los mejores tipos de líquido para radiadores eléctricos son de rápida distribución, son más fluidos y se calientan homogéneamente.

Poseen una alta inercia térmica, y absorben el calor rápidamente y sostienen la temperatura por períodos muy prolongados. A algunos de los tipos de líquido para radiadores eléctricos que consisten en aceites se les aplica un procesamiento químico para su mayor rendimiento, de esta manera se han generado importantes innovaciones en la creación de aceites minerales con un rango menor de viscosidad, el cual favorece a su distribución por el interior del aparato, y con una suspensión de partículas en su composición química lo cual le otorga un mayor poder conductivo. Estos aceites poseen una alta inercia térmica, con lo cual logran acumular una mayor cantidad de energía calórica por unidad de volumen, y cuya densidad varía en función de las diferentes temperaturas para lograr una mejor corriente de convección para le traslado de la temperatura. Podemos decir entonces que, el líquido para radiadores eléctricos es muy importante para que estos artefactos funcionen bien, y por sobre todo climatice los ambientes de forma adecuada.