calefaccion central logo

 

 

Glycol para calefaccion

Un producto que se ha integrado con éxito en el mercado de la calefacción, funcionando como anticongelante, el glycol para calefacción ha demostrado ser muy eficaz para mejorar el rendimiento de los equipos. También llamado etilenglicol, el glycol para calefacción es un compuesto orgánico que se utiliza en amplias actividades como anticongelante, en especial en el área automotriz. Este producto es además un precursor a los polímeros, en su forma pura, no tiene olor, ni color, es un liquido viscoso. Una particularidad muy importante que debemos destacar es que el etilenglicol o también llamado glicol de etilo es sumamente toxico, por lo cual se deben tomar ciertas precauciones para su manejo y almacenamiento ya que la ingestión de este compuesto puede causar severos problemas incluyendo la muerte.

glycol para calefaccionEl glycol para calefacción se produce a partir del etileno, a través del intermedio oxido de etileno produce una reacción química al entrar en contacto con el agua, produciendo glicol de etileno. Esa reacción, se puede catalizar tanto por ácidos como por bases, incluso puede suceder en un medio con un ph neutro, mientras que las temperaturas sean elevadas. El mayor rendimiento del glycol para calefacción se produce en medios ácidos o neutros, siempre que exista una gran cantidad de agua. El rendimiento en esas condiciones puede llegar hasta el noventa por ciento.

 
 

El principal uso de este compuesto químico es para anticongelante, cerca del sesenta por ciento de la producción total del glycol se utiliza para estos fines. El resto de la producción se suele utilizar como un precursor para la elaboración de diversos tipos de polímeros. Este material es muy barato, de modo que se lo puede utilizar sin problemas en gran cantidad. La gran efectividad del glycol para calefacción se debe a que este es un medio ideal para la transferencia de calor mediante conveccion, el mejor ejemplo se da en los automóviles y equipos con motores refrigerados por líquido. El glicol de etileno es utilizado en general para sistemas de agua helada, aires acondicionados, heladeras, y sistemas de refrigeración que deben enfriar el agua por debajo de la temperatura de congelación. Cuando hablamos de calefacción, por ejemplo cuando se utiliza energía geotérmica, el glycol para calefacción se utiliza como un líquido que transporta el calor mediante la bomba geotérmica. La energía del calor puede ser disipada por este producto o puede hacerla incrementar a partir de su fuente, según se lo utilice para refrigeración o calefacción. Es por ello que el glycol para calefacción ha tenido tanto éxito en el mercado de la calefacción.

¿Para qué sirve el glycol para calefacción?

El uso de este producto en sistemas de calefacción es muy utilizado en zonas geográficas en donde las temperaturas son extremadamente bajas, ya que el glycol para calefacción mezclado con agua en una relación de 60/40 no se congelara sino hasta alcanzar temperaturas de por lo menos cuarenta y cinco grados bajo cero, esta capacidad resulta optima para poder mantener la calefacción funcionando sin que las tuberías se bloqueen por congelación del agua, o por congelación de alguno de sus elementos y accesorios principales.

glycol para climatizarEl glycol para calefacción rompe los puentes de hidrogeno cuando es colocado en disuelto en el agua. En estado puro el glicol de etileno llega a la congelación a doce grados bajo cero, pero si se lo mezcla con agua no se pueden formar estructuras de cristal, y la solidificación no puede llevarse a cabo, de modo que la temperatura necesaria para la congelación baja de una manera considerable.

El punto mínimo de congelación se observar cuando la mezcla cuenta con un setenta por ciento de etilenglicol, por ese motivo el glycol para calefacción no se utiliza en estado puro como anticongelante, es muy importante el agua para que se produzcan la reacciones químicas que incrementan sus propiedades.

Evitar el congelamiento no es la única propiedad del glycol, también el punto de ebullición aumenta según el porcentaje de glycol de etileno en el agua, de esta manera, al usar este producto no solo se amplia la depresión del punto de congelación sino que también el punto de ebullición se eleva.

Esto solo puede significar una cosa: el rango de transferencia de calor de los fluidos aumenta considerablemente, de modo que el incremento de la temperatura de ebullición permite que los equipos de calefacción puedan obtener mucha mayor temperatura y una menor presión del vapor de agua, gracias al glicol de etileno. Es preciso que cuando se maneje el glicol para calefacción se tenga sumo cuidado ya que es sumamente toxico para humanos si se ingiere, el problema suele ser que este producto tiene un sabor muy dulce, por ese motivo los niños y las mascotas pueden llegar a consumir grandes cantidades de esta sustancia. La mayoría de las sustancias venenosas tienen un sabor desagradable, pero en este caso se debe tener mas cuidado, tanto con el almacenamiento como su etiquetado. Tras la ingestión, el glicol pasa por una serie de reacciones químicas de oxidación que afecta principalmente al sistema nervioso, el corazón y los riñones. Si no se trata rápidamente puede ser fatal. Podemos decir entonces que, el glycol para calefacción es ideal para la mayoría de los sistemas de calefacción.